Máscara y juegos en los talleres del Centro Cultural El Deseo

Los integrantes del Centro Cultural El Deseo del barrio de Balvanera intensifican sus esfuerzos en el mes de febrero para planificar actividades abiertas a los vecinos. Concentrándose en talleres y seminarios intensivos de fin de semana. 

Las actividades se organizan a partir de los grupos que se arman entre “los estables de clown y teatro con técnica clown que ya vienen estudiando con Fabián Caero y Alejandra Martínez, y los de otros centro culturales que se acercan a El Deseo para conocer el espacio y seguir con el entrenamiento de clown y otras actividades con grupos y profesores invitados”, cuenta Mara Teit, integrante del Centro Cultural, en diálogo con Abran Paso.

Este año se lanzará un taller de “Caracterización” con Christian Carrizo y Marina Crizú, donde se trabajará sobre la “máscara balinesa”. “Es un trabajo muy ritual. Tiene que ver con el encuentro. Son unas máscaras de madera hechas por una amiga de Cristian que trabajó en Bali y generó proyectos en Europa. Es un medio pedagógico a través del cuál uno puede generar personajes a partir del encuentro con lo gestual, lo corporal, el entrenamiento, vínculo con ciertos estereotipos y su desestructuración”, destaca Mara, y agrega que esas figuras estarán ligadas a estructuras de la idiosincrasia argentina similar a lo que viene del arte italiano. “Un capitano, que es soberbio, se puede vincular con alguien de la farándula, la política o el deporte”, expresa.

El Centro Cultural el Deseo trabaja con la máscara más pequeña y el clown. Jacques Lecoq, referente del teatro del gesto, trabaja una pedagogía basada en máscaras gigantes, pero también chiquitas como la nariz del clown. “Queríamos incorporar su recorrido, buscar un lugar intermedio entre el teatro y la nariz, donde haya otras instancias para poder descubrir desde lo lúdico”, sostiene.

El taller será para todas las edades. “Cuanto más heterogéneo sea el grupo mejor porque trabajamos con la idea de la apropiación y el imaginario al otro. Queremos descansar de la idea de que hay que generar cosas inteligentes e importantes. Eso a veces paraliza en lugar de alentar la creación”.

Cabe aclarar que el Centro cuenta con una sala climatizada, habilitada con capacidad para 30 personas, un escenario de 7mts de ancho x 5mts de profundidad. Planta de luces y equipo de música. Es un espacio acogedor y privilegiado para realizar cada uno de los talleres que ofrecen.

El hermoso espacio cultural de Saavedra 569, entre México y Venezuela, espera a los vecinos interesados en sus propuestas con las puertas abiertas.

Para más información se puede consultar su cuenta de Facebook en @CentroCulturalElDeseo

Deja un comentario