Más de 30.000 personas afectadas en todo el país por las inundaciones

El Gobierno Nacional a través del Ministerio de Defensa, que conduce Julio Martínez, y Cruz Roja Argentina continúan brindado ayuda en las provincias afectadas por las inundaciones a raíz de las intensas lluvias y el desborde de ríos y arroyos.

La Secretaría de Logística, Cooperación en Emergencias y Gestión Cultural y por requerimiento de autoridades provinciales y municipales, más de 200 efectivos del Ejército Argentino se encuentran desplegados en las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe.

Las tareas de apoyo incluyen la evacuación de personas y alojamiento en algunas unidades militares, la potabilización y abastecimiento de agua, el transporte de víveres y la preparación de raciones de comida, además de brindar asistencia sanitaria.

El personal desplegado se encuentra trabajando en la recomposición de caminos de difícil acceso, el relleno de terraplenes y la construcción de alcantarillas donde el agua produjo un corte en el camino.

En las localidades bonaerenses de Carhué y San Miguel Arcángel, el Ejército dispuso vehículos y efectivos para colaborar con el traslado de niños a las escuelas, de enfermos a centros de atención médica, el reparto de víveres y evacuación de damnificados.

Además, permanecen las tareas de reconocimiento de las principales rutas de abastecimiento hasta las zonas aisladas, el jalonamiento de caminos que se encontraban bajo el agua y la determinación de zonas de aterrizaje de helicópteros, entre otras actividades.

En el litoral argentino el Ejército colabora con el despliegue de personal y medios en las localidades más afectadas, entre ellas: Paraná, Concepción del Uruguay, Villa Paranacito, Gualeguaychú, Concordia, Chajarí, Rosario del Tala, Guayquiraro y La Paz, provincia de Entre Ríos; Esquina, El Libertador, Goya y Curuzú Cuatiá, en Corrientes; Santo Tomé, Vera y San Cristóbal, en Santa Fe; Posadas, en la provincia de Misiones y Formosa capital.

Para ello se encuentran desplegados vehículos livianos 4×4, vehículos pesados, helicópteros, botes, una planta potabilizadora y ensachetadora de agua, ambulancias de alta complejidad, carros aguateros y cocinas.

En tanto el Ministerio de Defensa, a través del Ejército Argentino, firmó un convenio con el gobierno de la Provincia de Corrientes, en el que se compromete a poner a disposición permanente personal y equipos viales del Batallón de Ingenieros de Monte 1 para realizar diversos trabajos de asistencia a la comunidad afectada por las inundaciones.

Por otra parte, debido a las inundaciones y a las numerosas las familias evacuadas en las provincias de Córdoba, Chaco, Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Formosa y Buenos Aires, la  Cruz Roja Argentina cuenta con cinco equipos de técnicos y voluntarios trabajando en terreno.

Por el desborde de ríos y las anegaciones provocadas por las intensas lluvias de estas últimas semanas, las personas afectadas por las inundaciones ya suman más de 30.000 en todo el país. “En las provincias de Córdoba, Chaco, Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Formosa y Buenos Aires hay numerosas familias evacuadas, a las cuales hay que sumar las personas auto-evacuadas y aquellas cuya vivienda fue afectada por el agua”, dijo Cristian Bolado, director de Respuesta a Emergencias y Desastres de Cruz Roja Argentina.

Cruz Roja Argentina cuenta con cinco equipos de técnicos y voluntarios trabajando en terreno. “Las tareas van desde apoyo en el rescate y evacuación de las familias afectadas hasta la prestación de primeros auxilios comunitarios, apoyo psicosocial e información sobre dengue, zika y chikunguña, además de asesoría sobre agua y saneamiento”, detalló Bolado.

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, sigue el alerta por altas probabilidades de tormentas intensas sobre Chaco, Noreste de Córdoba, Corrientes, Centro y Norte de Entre Ríos, Este de Jujuy, Este de Salta, Centro y Norte de Santa Fe y Este de Santiago del Estero.

Entre Ríos sigue siendo la provincia más afectada por las inundaciones, con 14.003 personas afectadas, de las cuales 383 no pueden regresar aún a sus casas, sumando 13.620 damnificados. Desde el mediodía del lunes 4 de abril hasta la fecha actual se registraron lluvias que alcanzaron los 345 milímetros de caída de agua, con un pico de más de 150 mm. en menos de 12 horas el lunes pasado.

En Córdoba, al sureste de la ciudad capital resulta imposible drenar el agua acumulada en las calles. Los campos de la región están anegados, con al menos 80 cm. de agua, que la desplaza hacia zonas urbanas. Las rutas provinciales número 11 Y 3 se encuentran cortadas.

En la provincia de Corrientes hay más de 4.500 daminificados y un estimativo de 4.392 personas que aún se encuentran aisladas. En Pueblo Libertador casi el 80% de la población se vio afectada por las lluvias. Por otro lado, la localidad de Esquina recibió 700 mm. de precipitaciones en tan solo cinco días, lo cual hizo que el agua en las viviendas alcanzara al menos un metro de altura.

Por otra parte, en los barrios Mariano Moreno y Texas de la ciudad San Cristóbal de Santa Fe, donde las intensas precipitaciones superaron los 300 mm. en menos de 12 horas, se han presentado casos de Dengue.

Sobre la situación, Bolado expresó: “Es preocupante por la cantidad de personas afectadas y porque los pronósticos climáticos no son alentadores para los días que vienen. Hay que tener en cuenta que después de la emergencia, cuando el agua baja, se inicia la vuelta a casa de las familias y ese es el momento donde más ayuda se necesita”.