Los vecinos conocieron a las nuevas autoridades de las Comisarías de la Comuna 3

El jueves pasado se realizó la segunda reunión del año, pero fue la primera entre los vecinos y las nuevas autoridades. En la Comisaría Vecinal 3A estarán Orlando Alcibíades Quintana, Ignacio Samuel Corral, César René Van Hauvart, Gastón Iván Báez y Christian Roberto Casas. Los responsables de la Comisaría Vecinal 3B serán Carlos Scheiermann, Alejandro Gustavo Ramírez, Gregorio César Alonso y Juan Manuel Godoy.

En la reunión los vecinos volvieron a plantear que los lugares emblemáticos de falta de cobertura policial son siempre los mismos. Ese será uno de los desafíos de las nuevas autoridades.

Los reclamos se hicieron presentes como en cada reunión, pero también existieron los reconocimientos y agradecimientos por los problemas que fueron escuchados y atendidos.

“Si bien a los vecinos les resulta poco productivo que se rote a los comisarios una vez por año, porque entienden que si toca uno que trabajó bien se lo llevan muy rápido, y otro nuevo tiene que aprender todos los problemas del barrio, en esta oportunidad, el nuevo comisario ya estuvo en la zona y conoce al lugar más conflictivo de la Comuna que es Once. Eso es interesante”, destacó el comunero Lucas Núñez.

Un vecino solicitó, por tercera vez consecutiva en reuniones de Comisaría Cercanas, la reparación de las luminarias de la zona ubicada en las calle Pasteur entre Lavalle y Tucumán. El reclamo se atendió de forma inmediata, pero el hombre insistió porque consideró que la solicitud no estaba resuelta. La confusión se originó en la falta de precisión con respecto a qué tipo de luminaria correspondía. El vecino se refería a las peatonales, pero desde la Comuna se interpretó que se solicitaba las que dan a la calle.

Otro grupo ciudadanos advirtió que existen problemas en el Pasaje Santos Discépolo por ruidos molestos y actividades a la noche. El comisario y el personal policial deberán trabajar sobre esa cuestión y presentar un resultado positivo en la próxima reunión.

“El vecino expone sus problemas. La Policía, el personal del Ministerio y de otros ámbitos del gobierno o algunos integrantes de la Comuna toman noción y conciencia de cuáles son los temas más importantes de la zona y eso ayuda a que las cosas se resuelvan”, agregó el Núñez.

Mientras mayor presencia vecinal se observe en estas reuniones, mayor será la presión que exista sobre los funcionarios policiales y de este modo aumentarán las posibilidades de resolver las demandas planteadas.