“Los recursos de la Ciudad no llegan al territorio”

Gabriel Zicolillo, integrante de la Junta Comunal 3, conversó con Abran Paso y habló sobre el Comité Solidario de Emergencia y la situación de los sectores vulnerables de San Cristóbal y Balvanera.

Desde hace unas semanas en la Comuna 3 está funcionando el Comité Solidario de Emergencia, integrado por vecinos, agrupaciones políticas, sociales y de derechos humanos. El movimiento tiene como objeto ayudar a quienes más lo necesitan durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio por coronavirus. Pero además, la idea ha comenzado a difundirse hacia otras comunas.

Gabriel Zicolillo, comunero por el Frente de Todos, es uno de los miembros del Comité. En diálogo con Abran Paso manifestó que se siente orgulloso por la participación de los vecinos en la iniciativa y afirmó que es una herramienta construída entre todos, por lo que es muy positivo que se empiece a exportar a otras zonas.

Sin embargo, aclaró que “cuesta mucho”, y que se están entregando una gran cantidad de raciones de comida, entre 500 y 600 porciones diarias. Todas las ollas y comedores que se están realizando en la Comuna 3 son apuntados en una lista, con el fin de que los vecinos puedan conocer dónde se encuentran.

“También tenemos que estar presentes en las familias que tienen condiciones para poder cocinar pero que necesitan un refuerzo de mercadería, sin dejar de atender el resto de los elementos que va planteando este aislamiento obligatorio. Empezamos a tener cuestiones con los adultos mayores y tenemos una situación de muchísima vulnerabilidad con las compañeras trans, que hay una gran población en el área, y la están pasando mal porque les está costando poder solventar el costo de un hotel”, expresó.

Y agregó que el saldo de cómo se organizó la comuna es muy positivo. “Estamos muy deseosos de que la Ciudad escuche y entienda que en los comité hay un interlocutor válido con el que sentarse a hablar, que tiene relevada la situación de su territorio y que está conformado por los vecinos. Es fundamental la intervención de la Ciudad en esto, para que nos ayude a resolver algunas situaciones que, por su complejidad, nos exceden”, destacó Zicolillo.

De la mano de María Suárez, ex comunera, surgió un proyecto de ley, que fue presentado en la Legislatura porteña por Leandro Santoro, para replicar la experiencia del comité en otras comunas. Gabriel reiteró que están muy contentos con la iniciativa porque refleja todo el trabajo que está llevando a cabo la comisión en San Cristóbal y Balvanera. “Creo que es acertado, porque es el camino del diálogo y, en este momento, es la única forma de poder generar soluciones”, enfatizó.

Por otro lado, el comunero reveló que desde la presidencia de la junta les transmitieron que el Gobierno de la Ciudad había centralizado los recursos, y que no podían hacer mucho más que difundir algunos turnos de vacunación o viralizar el calendario en el que se repartían las viandas en los colegios. Y expresó que, desde su espacio político, esa respuesta les parece “indigna”, ya que “son funcionarios votados por un montón de vecinos que claramente necesitan respuestas, y que les demandan que resuelvan determinadas necesidades básicas”.

Con respecto a la articulación entre el Gobierno porteño y el nacional, Zicolillo aseguró que están de acuerdo con todas las decisiones tomadas y que, en términos generales, Horacio Rodríguez Larreta está intentando administrar lo mejor posible ante la gran cantidad de casos de COVID 19 registrados en la Ciudad. Sin embargo, le reprochó al mandatario del GCBA que, a pesar de que la Ciudad de Buenos Aires es el distrito más rico de la Argentina, los recursos no están llegando de manera concreta al territorio.

“Cada vez cuesta más mantener la olla de los vecinos llenas. La gente respeta la cuarentena en cuanto puede comer. Si no puede comer, tiene que salir a buscar el mango, y ahí tenemos los conflictos que tenemos: la ruptura de cuarentena, la policía, y situaciones de tensión que se generan a partir de que no les están llegando determinados insumos básicos para poder vivir. Entonces es fundamental que empiecen a llegar los recursos que la Ciudad tiene asignados para las personas en los territorios, que no ha llegado y a las familias se le está complicando mucho. Si los bienes no llegan a los sectores más necesitados, me parece que los proyectos no son más que eso”, concluyó.