Los docentes porteños rechazaron la oferta salarial

Horacio Rodríguez Larreta ofreció un aumento salarial del 12% en tres tramos en el marco de la discusión paritaria. El sindicato docente ADEMYS lo considero un insulto.

“Esta oferta es un insulto, marcharemos pidiendo paro general”, alerto el secretario general del Sindicato docente ADEMyS.
En la mesa salarial docente porteña el gobierno hizo una oferta de aumento de un 6% de aumento en marzo y unos 600$ en mano en concepto de adelanto. La propuesta total es de 12% en tres cuotas (6% en marzo, 3% agosto, 3% octubre)

Además se puso sobre la mesa una propuesta de salario diferenciado por capacitación fuera de servicio para aquellos docentes que aprueben cursos fuera del horario laboral.
Jorge Adaro Secretario General de Ademys consideró a la oferta como “un insulto” y anunció que pedirán a la CGT “un paro general”.
“Esto es parte de una política nacional de ajuste a los trabajadores. El plus por capacitación es la misma política planteada por Vidal en la Provincia de Buenos Aires con un salario ligado al presentimos. Bajo ningún concepto aceptamos esta diferenciación: el salario es alimentario y debe cubrir la canasta básica. No es siquiera una oferta que se pueda analizar, ni siquiera la hicieron por escrito, es una provocación y empujan el no inicio de clases”, advirtió el dirigente sindical.
Desde Ademys rechazaron categóricamente esta oferta y exigieron a la ministra de Educación Soledad Acuña el retiro del proyecto que establece la creación de la Universidad de la Ciudad de Buenos Aires que reemplaza a los institutos de formación docente.
Los maestros participarán de la marcha del 21F concentrándose en la Av. 9 de Julio e Independencia junto a otros sindicatos.
Si bien ADEMyS no es el sindicato con mayor cantidad de afiliados, no son pocos los docentes que acuerdan con su posición y reclaman un cambio significativo en la propuesta salarial.
El Gobierno porteño tiene la oportunidad de mejorar sus propuestas y garantizar el normal inicio de clases.
La educación de la Ciudad de Buenos Aires necesita agiornarse a las nuevas necesidades de la sociedad, pero ese cambio implica incrementar la calidad educativa con mejores condiciones laborales para los docentes y buenas disposiciones de estudio para los alumnos.