LEVANTAN ACAMPE DE LA SALA ALBERDI

Asambleistas de la Sala Alberdi anuncian la suspensión de la medida por 48hs. Pero mantendrán la vigilia permanente en la plaza seca. Esta definición se toma porque denuncian amenazas de despido y traslado a trabajadores de del Centro Cultural San Martín.

Abran Paso se acercó hasta allí para charlar con Belén, integrante de la Asamblea del Acampe Cultural. Allí afirmó que el Gobierno porteño responsabiliza a los acampantes de una posible cesantía o traslado de los trabajadores del Centro Cultural. Los funcionarios argumentan que el espacio permanece cerrado por el conflicto de La Sala Alberdi. “No hay soluciones. A pesar de una inspección ocular no dieron respuesta a nuestros reclamos y ahora nos quieren enfrentar con los trabajadores por el cierre del Centro Cultural San Martín. Es el gobierno el verdadero responsable” Afirmó Belén.

El objetivo de esta medida es visibilizar que, según ellos, el verdadero obstáculo para la reapertura del Centro Cultural que se mantuvo cerrado durante el verano por decisión del Gobierno de la Ciudad para su restauración es el ejecutivo porteño. De todas formas Continúan en asamblea permanente y esperan que se resuelva el reclamo.

“Queremos demostrar voluntad de dialogo. Suspendemos el acampe por 48 hs. y quedamos a la espera del dialogo. El Gobierno de la Ciudad utiliza al acampe como excusa hacer los cesanteos. Además hay amenazas de despidos y de traslados. Así nos llega a nosotros los enojos de los trabajadores que responsabilizan principalmente al gobierno de la ciudad, pero también a nosotros” contó Belen.

Según los manifestantes el acampe garantiza seguridad, agua y comida para los que permanecen adentro de la Sala Alberdi. La tensión entre los trabajadores del Centro Cultural y los ocupantes va en aumento. Son contados los trabajadores que se acercaron a entablar un dialogo. A partir de la decisión de levantar el acampe se busca que sea reciproca esta acción de solidaridad. Además, quienes están llevando adelante el reclamo esperan que se desmilitarice la zona, en referencia al despliegue policial ordenado por Ciudad de Buenos Aires.

El San Martín se cerrró el 2 de enero. A partir de ahí se multiplicaron las asambleas en las calles. Entonces decidieron tirar las rejas e inaugurar lo que denominaron La plaza seca.

Hubo algunos encuentros con el Ministro de Cultura Hernan Lombardi, pero, según Belen, nada apunta a solucionar el problema. “No hay intención clara de que volvamos a las actividades” advirtió.

“Si en estos 2 días no pasa nada los compañeros y las compañeras no se van a ir. Vamos a seguir en asamblea” afirmó.