Lesionan a un trabajador de la comunidad senegalesa y la Legislatura pide informes

Foto. @FedericoMuiña

El pasado martes 15 de septiembre se dieron nuevos hechos de violencia contra vendedores y vendedoras de origen senegalés por parte de la Policía de la Ciudad en Once. En tal contexto, Mondou Gueye fue violentamente golpeado y sufrió una fractura en una de sus piernas.

Ostentando ese estado, los efectivos policiales intentaron que subiera a la patrulla; al no conseguirlo lo dejaron librado a su suerte sin asistencia. Finalmente Mondou Gueye fue trasladado a una unidad médica gracias a las gestiones de las y los vecinos.

“Yo nunca me resistí. Cuando me dijeron que guarde la mercadería obedecí. Pero un policía de civil me empujó, me pegó y me fracturó la rodilla”, cuenta Modou, uno de los tres senegaleses que fue detenido el martes 15 de septiembre en Lavalle y Pueyrredón, en el marco de un artículo publicado por la organización Vendedores Ambulantes Independientes de Once, escrito por DJAMBARI.

Él estaba su hermano, que no fue detenido y en todo momento, casi en tono de súplica, les pedía por favor a los policías atención médica: “Él ya tenía un problema en la rodilla. Nosotros respetamos a la policía. Pero esto no puede ser. A Modou no querían brindarle atención médica y él estaba sufriendo mucho”. Primero lo llevaron a la Comisaría 3. Después de mucha insistencia, accedieron a trasladarlo al Hospital Ramos Mejía, donde casi ni quisieron tocarlo. “En el hospital, mientras revisaban a Modou, la policía me apuraba, me decían ‘dale dale rápido rápido que termine’”, explica su hermano. Cuando terminó en la clínica, otra vez a la comisaría. Como el deporte favorito de la policía es salir de caza, todas las comisarías están llenas, razón por la cual tuvieron que trasladarlo a cuatro establecimientos policiales distintos, hasta que lo liberaron.

Además de Modou, la Policía detuvo a dos senegaleses, un argentino y dos mujeres de origen peruano. “El operativo fue una encerrona, una emboscada. De repente se llenó de patrulleros, motos, y los policías de civil nos vinieron a robar la mercadería, que se llevaron en una camioneta gris”, relata Gora, otro de los senegaleses que sufrió el “tour de comisarías” y estuvo más de 24 horas incomunicado. “Nosotros no venimos a molestar, venimos a trabajar. Ayer, en el supuesto operativo, ni siquiera estaban los de Espacio Público. La Policía vino directamente a robarnos la mercadería, porque ni siquiera hay un acta”, sostiene el jóven, que llegó al país hace dos años con la difícil misión de ayudar a su familia.

Hoy, Modou tiene la rótula de la rodilla rota, una causa por “resistencia a la autoridad” y otra por “infracción a la ley de marcas”. Va a tener que operarse en un contexto sanitario por demás adverso, y después de haber perdido toda su fuente de ingreso.

“La policía me insultó, me maltrató, me lastimó. ¿Y todo por querer trabajar? Solo queremos trabajar y vivir tranquilos”.

El dirigente de la organización Vendedores Libres, Omar Guaraz, también denunció la situación en la redes sociales, “esta es la represión en Once hoy sobre senegaleses vendedores donde la @Policia_ciudad le rompe la pierna a Modou gueye y herido de gravedad lo quiere subir a patrullero dejándolo sin asistencia medica y provoca este acto ilegal y de crueldad un protesta generalizada”.

Estas reiteradas prácticas represivas, parecen recaer constantemente contra las personas de origen senegalés, atentando contra los principios de la Constitución Nacional y la Constitución de la Ciudad, e instrumentos de Derechos Humanos.

Ayer, la diputada de la Ciudad Victoria Montenegro presentó un pedido de informes en la Legislatura para conocer detalles de los hechos. El texto de la iniciativa parlamentario dice “La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires solicita al Poder Ejecutivo que en un plazo máximo de 30 (treinta) días de recibida la presente, y a través de los organismos que corresponda, informe sobre los siguientes puntos vinculados con las intervenciones policiales desplegadas, el 15 de septiembre del corriente, contra trabajadores y trabajadoras de origen senegalés en el barrio de Once, donde el Sr. Mondou Gueye fue lesionado por la policía de la Ciudad”

  1. Indique dependencia a cargo del operativo y remita copia de las actuaciones realizadas
  2. Informe de qué manera se garantizó la efectiva comunicación de los derechos de las personas detenidas, así como el delito por el que estaban siendo detenidas y detenidos.
  3. Informe si se tomó conocimiento o si se recibieron denuncias sobre apremios ilegales, detenciones arbitrarias, tormentos o torturas durante el desarrollo de dichas intervenciones. 
  4. Indique si se constataron lesiones en alguna de las personas detenidas. 
  5. Indique si en la zona se encuentran apostadas cámaras. En caso afirmativo remita copia del material fílmico.
  6. Indique si el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a través de las áreas correspondientes, o la Policía de la Ciudad, a través de sus áreas internas, ha tomado conocimiento de las actuaciones y ha procedido a dictar alguna medida administrativa interna sobre las mismas. En caso de haberse tomado este tipo de medida u otra similar, detalle en qué consistieron.
  7. Indique la autoridad judicial interviniente.
  8. Indique si el Servicio de Asistencia Médica de Emergencias fue alertado sobre la situación consultada. En caso afirmativo remita copia de las actuaciones y el informe confeccionado.
  9. Indique toda otra circunstancia vinculada a la restricción de derechos.

“Esta accionar violento, contra los trabajadores y trabajadoras se suma a la ausencia de políticas públicas integrales vinculadas al acceso de derechos por parte de loa y los integrantes, por ejemplo, de la comunidad senegalesa”, afirma en la diputada en los argumento de su proyecto.