Las estrategias de los vendedores ambulantes para sobrevivir al aislamiento

Foto. Facebook Vendedores Ambulantes independientes de Once

Mientras el Gobierno Nacional discute los próximos pasos para la prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio, los manteros buscan nuevas maneras de generar ingresos para el día a día.

Como adelantó Abran Paso, los comerciantes vienen manifestando la difícil situación que atraviesan: como no pueden salir a trabajar a las calles, no les alcanza la plata para sobrevivir. En este sentido, denuncian el desinterés de la Ciudad en ayudarlos. Por esta razón, dado que la mayoría tiene familias que sustentar, comenzaron a pensar formas conjuntas de ayudarse entre ellos.

Luzmery Villanueva Dioses, integrante de Vendedores Ambulantes Independientes de Once (VAIO), le comentó a este medio que la están pasando realmente mal y que la única ayuda que recibieron fue del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), quienes les acercaron algunos bolsones de mercadería. Sin embargo, aseguró que no les alcanza ya que son casi 400 vendedores los que conforman la agrupación, por lo que, cada vez que reciben los alimentos, le dan prioridad a quienes más lo necesitan.

“Ha habido situaciones en que los compañeros ni siquiera tenían para comer. En esos casos, desde la organización nos fijamos quienes tenía un poquito más que pudieran darle a esa persona”, expuso Luzmery. Además, expresó que por la desesperación, varios miembros están saliendo a trabajar, lo que dió como resultado que varios se contagiaran y otros tantos fueran detenidos.

Pero además, a muchos de ellos les confiscaron la mercadería dentro de los galpones pertenecientes al Gobierno porteño. “Los de Espacio Público se enteraron que había contagiados y no quisieron abrirlos hasta que se tomen más medidas, pero ellos quieren sacarla para venderla online aunque sea”, manifestó.

En estos días, junto con al Ministerio Público de la Defensa, están conformando un proyecto que consiste en vender verdura en tres o cuatro establecimientos, para que puedan trabajar. La idea, según contó la referente, es que vayan rotando, para que todos puedan generar algún ingreso y “paliar la situación”. Asimismo están pensando proyectos a futuro en conjunto con los comerciantes senegaleses.

Otra de las actividades que realizarán con ayuda de la Defensoría es el reclamo para aquellos que no recibieron el Ingreso Familiar de Emergencia. Muchos de ellos no sabían cómo tramitarlo y otros no tenían los medios tecnológicos para hacerlo, pero la mayoría de los que lo tramitaron (alrededor de 600) fueron rechazados. Villanueva Dioses sostuvo que dentro de la agrupación, el IFE le llegó a diez personas, de los cuales tres eran peruanos y el resto, argentinos.

Por otro lado, se reunirán con la ministra de Espacio Público e Higiene Urbana, Clara Muzzio, para solicitarle que habiliten ferias en Once para vender indumentaria y alimentos. A la par, llevan adelante dos comedores los miércoles y viernes, uno sobre la calle Alsina y otro sobre Mitre. “Se nos complica mucho porque nuestro trabajo es independiente y nosotros vivimos de la venta en la vía pública. No teníamos otro medio de supervivencia”, explicó la integrante de VAIO, y agregó que “en estos tiempos no se pretende mucho, con que un compañeros se lleve 500 pesos ya salva el día”.

“Imaginate si antes ya era difícil para nosotros, porque todos los días recibíamos atropellos, golpes y nos sacaban la mercadería; ahora tenemos la seguridad de que no nos van a ayudar, porque lo que menos quieren hacer es ayudarnos. Rodríguez Larreta en la Ciudad nos cierra todas las puertas de progreso. Nosotros siempre hemos pensado que él es un tipo que le gusta discriminar, que no le gusta tener vínculo con los migrantes. Lo que estamos pasando es una pesadilla y no somos escuchados”, concluyó.