La salud de Balvanera en crisis

El Hospital Francés Nacionalizado en PAMI es un de los centros de salud más importantes de la Comuna 3. Sus trabajadores denuncian un vaciamiento mediante el cierre de servicios y el trabajo precario.

Los empleados del Hospital ubicado en La Rioja 951 iniciaron una protesta que denominaron “Campaña contra el Vaciamiento”.

Según los trabajadores, “ante el gigantesco presupuesto del PAMI y la necesidad de espacios disponibles en esta época del año”, la intervención a cargo del Frances mantiene cerradas 10 camas en Terapia Intensiva, 10 en Unidad Coronaria, 22 en el 2º piso de Internación y 60 en la Clínica del Cid Campeador. Frente a la necesidad de plazas para internacional por la incidencia de las enfermedades invernales, el hospital mantiene más de 100 camas cerradas por falta de personal.

Los dirigentes gremiales nucleados en la junta interna de ATE informaron que hace 18 meses se redujo la cantidad de trabajadores en la central telefónica de 15 a 6 personas, lo que dificulta mucho sacar un turno, además de la falta de personal para atención al público.

Otro de los hechos que verifica el vaciamiento del Hospital Francés es el cierre de los servicios de Oftalmología, Psiquiatría, Medicina nuclear, Diálisis y tres farmacias de venta al público.

La Clínica del CID Campeador es la única propia del PAMI en Capital Federal. Contaba con dos quirófanos, una terapia intensiva, diez consultorios y las sesenta camas mencionadas.

Miles de adultos mayores siguen eligiendo atenderse en el Frances por la calidez y calidad que brindan sus trabajadores, muchos de los cuales realizan sus tareas en forma precaria contratados como monotributistas y reclaman a las autoridades que cumplan un compromiso de calidad laboral mediante el pase a planta perramente y el reconocimiento de la antigüedad real.

A poca distancia del Hospital Francés se encuentra el Hospital Ramos Mejía. Otro de los espacios destacados por la calidad de sus profesionales, pero abandonado por el ahogo presupuestario. Resolver la situación de estos centros de salud es una de las prioridades fundamentales que debería tener el Estado para garantizar la salud de los vecinos de la comuna.