La puja Alberto-Larreta repercute en obras para Balvanera y San Cristóbal

Foto. Revista El Abasto

La posible quita de un punto en la coparticipación porteña suspendería trabajos como la Línea F de subtes y el viaducto del tren Sarmiento. Está en revisión el remate de la ex hípica de Anchorena y Mitre.

El 10 de diciembre se produjo la asunción de nuevas autoridades, fruto de los comicios generales del 27 de octubre. Cambio y continuidad. Alberto Fernández y su coalición peronista llegaron a Casa Rosada para poner fin a cuatro años de macrismo. A la inversa, en la Ciudad de Buenos Aires se garantizó la continuidad de la fórmula Juntos por el Cambio, con un segundo mandato para el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta. Casi desde el comienzo, ambos mandatarios, al otro lado de fotos y tuits amistosos, intercambian cortocircuitos sobre fondos millonarios, que en el cotidiano repercuten en obras de distinto calibre, algunas de ellas en los barrios de Balvanera y San Cristóbal (Comuna 3).

La raíz de buena parte del enfrentamiento es la coparticipación, es decir el dinero que reenvía el Poder Ejecutivo de la Nación a las 23 provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La ley de coparticipación es anterior (1988) a la Autonomía porteña (1994), por eso el monto para la CABA se ha definido por Decreto. Al asumir Macri, en 2016 elevó el monto de la coparticipación de 1,4% a 3,7%, al argumentar que los fondos eran para la constitución de la Policía de la Ciudad (traspaso de efectivos de la Policía Federal Argentina y fusión con la Policía Metropolitana local).

Más tarde, en medio de la aplicación del Pacto Fiscal de 2017, la coparticipación porteña bajó a 3,5%. Desde este número Alberto buscaría que baje a 2,5%. En los hechos implica una merma de entre $30.000.000.000 y $37.000.000.000, sabiendo que el presupuesto porteño 2020 es de $480.000.000.000.

Con este panorama, fuentes del Poder Ejecutivo porteño están expectantes por nuevos gestos de Alberto Fernández. Hasta el momento tanto el presidente como el jefe de Gobierno hablaron en público sobre “consensos” y buen clima de diálogo para discutir la baja de la coparticipación.

Puertas para adentro, en el Ejecuitvo ponen en duda la ejecución de obras públicas de gran envergadura.

En la plataforma de campaña de Juntos por el Cambio de 2019, Rodríguez Larreta prometía obras de cercanía, como reformas en espacios públicos. Atrás quedaban los hitos de 2015-2019 como el Paseo del Bajo, los viaductos (tren Mitre y San Martín) e incluso el cuestionado plan de 54 nuevos establecimientos escolares (hay fuentes que refutan el número).

Entre este puñado de propuestas de cercanía sobresalía la eliminación de barreras del tren Sarmiento, una suerte de parche para mitigar la suspensión del soterramiento ante la falta de fondos por parte del Poder Ejecutivo nacional, a cargo de Macri.

Ahora, los funcionarios porteños ponen en duda hasta la realización del viaducto, que correría entre Liniers y Caballito, para luego seguir sobre la centenaria trinchera de ladrillo hasta la cabecera Once, en Mitre y Pueyrredón, barrio de Balvanera.

Si bien el viaducto terminaría en Caballito, lejos de la Comuna 3, la obra mejoraría la frecuencia y la seguridad vial en torno a este tren que toman a diario miles de vecinos.

No sería la única obra pública que se vería perjudicada con la merma en la coparticipación. La construcción de la Línea F de subtes está legislada desde 2001. Hasta el momento solo hubo llamados a licitación pública para diseñar la ingeniería y los planos del proyecto, para unir Barracas con Palermo a través de la avenida Entre Ríos – Callao entre San Cristóbal y Balvanera.

Durante la campaña, el oficialismo Juntos por el Cambio prometió que en caso de renovar mandato sería una política activa el avance de esta línea, ya que por el momento no hay ninguna estación de subte en vista, pese a que se debería construir la estación cabecera sur Sáenz de la Línea H en Nueva Pompeya. 

Es una línea que también atraviesa los barrios de Balvanera (Estación 30 de diciembre en Plaza Once) y San Cristóbal (Estación Venezuela, Venezuela y Jujuy).

Otra vez: con menos coparticipación las grandes obras porteñas no tienen lugar. Fuentes del Poder Ejecutivo local dijeron a La Nación que también quedan en suspenso trabajos como la reforma al trazado de la Autopista Illia, para correrla del tejido urbano de la Villa 31 de Retiro.

El presidente Alberto Fernández también confronta con la administración capitalina mediante lo que fue el remate de tierras públicas nacionales emplazadas dentro de la CABA. Aquí el barrio de Balvanera también está alcanzado.

La entonces playa ferroviaria del tren Sarmiento abarca varias manzanas hacia el oeste de la cabecera Once, en Mitre y Pueyrredón. A la altura de Gallo y Perón los vecinos lograron en 2016 con la Ley Nº 5.734 la construcción del Parque de la Estación, tras una lucha activa de 20 años. El espacio público abrió en 2018.

En un comienzo, los vecinos pedían que también forme parte del Parque el trazado de la playa de maniobras sobre Bartolomé Mitre, al sur del trazado de las vías (el Parque está del lado norte).

En uno de estos lotes hay una antigua edificación que antaño ofició de hípica. Es un terreno rectangular de casi 3.000 metros cuadrados entre Jean Jaurés, Mitre y Anchorena.

Al ser un terreno ferroviario estaba en poder de Nación durante la gestión de Mauricio Macri. Ese y otros 11 inmuebles fueron incluidos en una ley donde el Ejecutivo Nacional los cedió al Gobierno porteño a fin de que este pague un préstamo con la Corporación Andina de Fomento por la construcción del Paseo del Bajo.

La ley se aprobó sin mayores problemas en la Legislatura porteña y estaba pendiente poner una fecha para el remate del inmueble. Sin embargo, ahora no se puede ejecutar hasta que las nuevas autoridades nacionales no determinen si la operación del traspaso Nación-Ciudad fue legal.

Como dato relevante, vale mencionar que a fines de 2018 se aprobó el nuevo Código Urbanístico, reemplazo del Código de Planeamiento Urbano. Allí se permite hacer edificios de altura en esta zona de Once, próxima a Plaza Miserere. Esto muestra que para el mercado inmobiliario es importante este lote ferroviario al lado de las vías del Sarmiento.