La odisea de las vacantes

Familias autoconvocadas de diversos barrios de la Ciudad de Buenos Aires reclaman respuestas a la falta de vacantes para sus hijos en diversas salas del Nivel Inicial del sistema público de CABA. 

El drama que emergió con la implementación de la inscripción on line al Sistema de Educación Pública Estatal parece no encontrar solución. Diversos comuneros consultados por Abran Paso advierten de los problemas edilicios de las escuelas o la falta de establecimientos educativos que existe en algunos barrios de la Ciudad.

Los miembros de la Junta Comunal 8, Hugo Bentivenga y Facundo Roma, destacaron ayer en este portal que el Ministerio de Educación porteño no puede garantizar 500 vacantes para que los niños de la zona accedan al sistema de educación pública.

Pero el inconveniente parece encontrar su eslabón más débil en el acceso al nivel inicial. “Inicié el proceso para obtener una vacante hace un año y me fue otorgada una plaza a cinco kilómetros de mi domicilio. Mi hijo tiene dos años y medio y nosotros intentamos sostener la asistencia a ese lugar, pero al no haber un transporte directo es virtualmente imposible someter a un niño tan pequeño a tanto tiempo de espera, al frío, al calor, a múltiples transporte” cuenta Micaela, mamá de León e integrante del colectivo La Vacante es un Derecho, en diálogo con Abran Paso.

Valeria es vecina de Caballito y tiene un hijo de dos años y medio que, por tercer año consecutivo, quedó en lista de espera, es decir sin vacante. “Este año quedó noveno en lista de espera, hicimos reclamos en todas las instancias y a quince días del inicio de clases no tenemos respuesta, no sabemos a donde va a ir nuestro hijo a sala de tres” relata a Abran Paso.

Las historias de Micaela y Valeria se repiten en muchas Comunas de la Ciudad. La falta de vacantes en los colegios parece demostrar un problema estructural. La ciudad de Buenos Aires no cuenta con la cantidad de establecimientos necesaria para responder a las vacantes solicitadas. El primer paso para empezar a resolver esta situación sería que el Poder Ejecutivo reconozca el problema para luego iniciar las obras necesarias y brindar alternativas provisorias para que los niños obtengan su vacante (por ejemplo ocupar viviendas ociosas o edificios públicos deshabitados). Pero el gobierno de Horacio Rodriguez Larreta no muestra señales en ese sentido.

Ante las demandas de las familias afectadas por esta situación, el Ministerio de Educación de la Ciudad no reconoció el problema y lejos estuvo de ofrecer soluciones aunque sean parciales.

“Lejos de desanimarnos, esa falta de empatía nos ha inspirado a pensar diversas y creativas intervenciones tanto en la vía pública como en el hall del Ministerio, para visibilizar nuestro reclamo e intentar revertir esta respuesta” afirmaron desde la organización de familias afectadas en un comunicado.

Ante la insistencia de las familias, el subsecretario de Carrera Docente, Facundo Durand recibió a los padres y les dijo que las vacantes no depende del Ministerio de Educación sino de las supervisiones escolares. “El Ministerio finalmente asumió lo que todos ya sabíamos: NO ES QUE NO PUEDEN, ES QUE NO QUIEREN DARNOS LAS VACANTES” concluyeron los miembros de La Vacante es un Derecho.

Las familias marcharan mañana a las puertas del Ministerio de Educación de la Ciudad, para exigirle a la ministra de Educación Soledad Acuña y a sus funcionarios que otorguen las vacantes que necesitan para que sus hijos puedan ingresar al sistema público.