La Legislatura debate la prohibición de circular en bicicletas por la vereda

La Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura de la Ciudad debatirá hoy la modificación del artículo 2.2.1 del capítulo 2.2  de la Ley N° 2148 para prohibir la circulación de bicicletas en las veredas. 

El proyecto de ley elaborado por la diputada de la Ciudad María Inés Gorbea incorpora un inciso que establece la prohibición de “circular por las veredas en bicicletas y/o ciclorodados, a menos que los ciclistas sean niños o adultos mayores”

La iniciativa parlamentaria también prohíbe, mientras se circula en bicicleta, hablar por teléfono celular e ir con audífonos u otros elementos que impidan una buena audición o visión.

El texto se debatirá esta tarde a partir de las 14 hs. en la Sala Jauretche de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el marco de la reunión de la Comisión de Tránsito y Transporte.

El proyecto de Ley está orientado a generar una mejor convivencia vial respecto de todos los habitantes de la ciudad, ya que proveer de seguridad vial a ciclistas y peatones  está vinculada al desarrollo de una cultura vial que garantice el respeto entre los diferentes usuarios de la calle.

Según el Ejecutivo porteño la red de ciclovías protegidas en la Ciudad se comenzó a construir en julio de 2009, hoy alcanza los 158 kms. y tiene proyectado llegar a finales de 2017 a los 182 Km. Esta red fue especialmente diseñada para integrar distintos puntos estratégicos de la ciudad, como centros de transbordo, universidades, escuelas y hospitales, permitiendo también la interconexión en otros medios de transporte.

Hoy en día, Buenos Aires es la cuarta ciudad de América Latina, en un ranking de utilización de bicicleta como medio de transporte. Siendo el ciclismo urbano una opción de movilidad  con alto potencial para reducir algunos problemas urbanas: la congestión de transito; la mala calidad del aire y la emisiones de gases que contribuyen al cambio climático.

El caudal de personas que circula por las ciclovias aumenta considerablemente año tras año, lo que hace necesario  enfrentar problemas de seguridad en el tránsito, como  la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación y/o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, ya que resta seguridad al ciclista y puede poner en grave peligro a los peatones que se encuentran circulando por la vía pública.