La justicia falló a favor de las Comunas porteñas

Luego del fallo que suspendió la vigencia de las Unidades de Atención Ciudadana consultamos a comuneros y legisladores que sucede con las Comunas en la Ciudad.

En medio de los conflictos vinculados a parques y plazas que vive la Ciudad, donde vecinos y comuneros reclaman ser escuchados, esta semana la Sala IIª de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario suspendió la vigencia de las Unidades de Atención Ciudadana (UAC), que el PRO había creado como continuidad de los Centros de Gestión y Participación Ciudadana (CGPC) y que se superponían en sus funciones con las Juntas Comunales. Con esta decisión, el jefe de Gobierno porteño  limitó las funciones de los comuneros, que son elegidos por los habitantes de la Ciudad, transfiriéndoles sus funciones a las autoridades designadas por él mismo.

El fallo determina que las UAC seguirán sin poder operar hasta que se determine su legitimidad. “Ahora lo que debería suceder es que se pongan en funcionamiento las comunas tal cual dice la constitución y la ley”  afirma el legislador por Proyecto Sur Rafael Gentili. “Hoy en día tenemos 105 funcionarios comunales sin tarea y es más que necesario empezar el camino de transferir competencias del gobierno central al comunal. Todo lo que es el mantenimiento de calles, espacios públicos debe estar a cargo de las comunas, pero el macrismo hizo todo lo posible, por ejemplo la creación de las UAC, para no hacer eso”.

Para Marcelo Iambrich, presidente de la comuna 6 e integrante del PRO todo proceso transicional lleva su tiempo ya que, de otra forma, es imposible de manejar. “A partir de que se establecieron las comunas en 2011, el traspaso de las competencias, los bienes y el personal va a llevar un tiempo, un par de años largos, y en el medio de eso va a a haber que hacer los ajustes que correponden a todo proceso transicional” argumenta el funcionario comunal quien da como ejemplo que este proceso en la ciudad brasilera de Curitiba llevó diez años y en Chile, ocho.

Sin embargo, las disposiciones para crear la comunas existen ya desde 1996, cuando se redactó la Constitución de la Ciudad de Buenos, donde se planteaba un proceso de descentralización, para el que otorgó un plazo de cinco años. Sin embargo, recién en septiembre de 2005 se sancionó la Ley 1777, en la que se estableció que “las Comunas son unidades de gestión política y administrativa descentralizada con competencia territorial, patrimonio y personería jurídica propia”.

Pese a esta normativa, la primera elección de miembros de las Juntas Comunales se produjo recién en 2011, aunque dos días antes de las elecciones, el Ejecutivo porteño creó las UAC, que dejaron a los 105 nuevos comuneros sin funciones, sin presupuestos y sin utilidad práctica.

Esta semana un fallo judicial dejó en suspenso la validez de las UAC pero el debate sobre la funcionalidad de las comunas sigue abierto. “La justicia puso al PRO fuera de la ley” asegura Gentili y desafía. “El macrismo, que tanto se escandaliza por la ilegalidades, debería adaptarse”.