La comunidad educativa de la Comuna 3 se reunió con legisladoras del Frente de Todos

En el encuentro, directivos, docentes y las cooperadoras de las escuelas le comentaron a las diputadas porteñas sus preocupaciones y necesidades para el retorno a clases presenciales.

A pesar de que fue desmentida por el Gobierno de la Ciudad la idea de que las clases regresen en septiembre, las autoridades están analizando que los estudiantes con problemas de conexión a internet puedan volver antes a las aulas. En este contexto, la comunidad educativa de Balvanera y San Cristóbal se reunió con las legisladoras María Bielli, Laura Velazco y Lucía Cámpora.

En el encuentro participaron directores de primario, secundario y terciario; docentes; las cooperadoras; los Centros de Primera Infancia (CPI); miembros de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y representantes de los bachilleratos populares de la Comuna. Cada uno de los representantes de los distintos espacios le expresaron a las legisladoras las dudas y miedos que tenían.

Gabriel Zicolillo, comunero por el Frente de Todos, le contó a Abran Paso que las autoridades y profesores de los colegios plantearon las necesidades económicas que tienen para reabrir los establecimientos, mientras que los integrantes de los CPI explicaron su particular situación y la dificultad de mantener el distanciamiento social, ya que la población con la que trabajan son nenes de 45 días a tres años, que inevitablemente comparten juguetes y espacios.

“Sobretodo estuvieron los padres, y eso es muy importante, englobados dentro de las cooperadoras, que también nos dan una mirada muy pesimista sobre el retorno. De hecho, una de las mamás se emocionó mucho cuando planteaba los miedos que le generaba a los papás y a las mamás de nuestra comuna la vuelta a las escuelas sin las condiciones de salud garantizadas”, resaltó Zicolillo.

La actividad finalizó con una devolución de las diputadas sobre la situación. “Fue muy enriquecedor para ambas partes, me parece. Tanto para las legisladoras y para nosotros los comuneros, como para la comunidad educativa que pudo escuchar lo que ellas pensaban al respecto”, agregó. En este sentido, a fines de julio, el Ministerio de Educación porteño convocó a epidemiólogos y especialistas en educación, niñez, y espacio y transporte urbano para empezar a elaborar el protocolo para el regreso a los colegios en la Ciudad.

Actualmente, el GCBA evalúa que unos 5100 estudiantes de primarias y secundarias públicas (alrededor del 2% del total) podrían volver antes a las clases presenciales, respetando el protocolo que ya fue definido por el Ministerio de Educación nacional. Se trata de aquellos chicos que tuvieron más dificultades durante el proceso de educación a distancia, de los cuales algunos perdieron directamente contacto con la escuela, por falta de conectividad.

Esos alumnos fueron identificados por los directores de cada una de las escuelas y ahora desde el Gobierno porteño están preparando la forma en que volverán a la cursada presencial para poder recuperar el tiempo perdido, y evitar la deserción escolar. Las privadas también informaron acerca de alumnos que tuvieron problemas y con ellos también se avanzará en un plan similar, pero aún no se definieron los detalles, según publicó Clarín hace unos días.