La Ciudad discute cómo distribuir 112.425 millones de pesos

El Gobierno porteño presentó en la Legislatura la Ley de Presupuesto 2016. El proyecto propone una inversión de $ 17.800 millones en la extensión del Subte, Metrobús y obras hidráulicas y contempla una inflación del 26% lo que implica una suba de ABL de un 30% promedio. La oposición criticó el tratamiento express que se pretende y recortes en el área de Salud.
Finalmente, y con dos meses de demora, la Ciudad tiene Presupuesto, o al menos proyecto. El monto total que aspira a manejar el ejecutivo es de $ 112.425 millones. Desglosando ese número, las cifras apuntan que el énfasis está puesto en infraestructura (17.800 millones en la extensión del Subte, Metrobús y obras hidráulicas) y en materia social ( alcanzará los $ 15.500 millones, incrementándose su participación en el gasto total, del 58% en 2015 al 60,8% para 2016)
La reunión de la Comisión parlamentaria de asesoramiento fue presidida por su titular, diputado Alejandro García (PRO), contó con la presencia del subsecretario de Planeamiento y Control de Gestión de la Ciudad, Franco Moccia; y el subsecretario de Gestión y Administración Económica, Martín Mura.
El gran ausente fue nada más y nada menos que Néstor Grindetti, titular de Hacienda Porteño. “Con el asunto de la transición estuve abocado a Lanús” explicó en los micrófonos de Frecuencia Zero el recientemente electo intendente. Pese a admitir que no estuvo en las negociaciones, Grindetti aseguró que el presupuesto estará aprobado antes de fin de año y tal vez, por estos mimos legisladores que lo evalueron ayer. “No veo cuestiones que ameriten una discusión extensa”. A su vez, el funcionario explicó que el aumento del ABL, que ronda un 30%, era esperable. “Es la aplicación de la indexación por la inflación que afecta los valores de las propiedades” aseguró.
Una reunión con balances contrapuestos
A diferencia de la apreciación del ministro de Hacienda (“no veo cuestiones que ameriten una discusión extensa”) distintos legisladores de la oposición. “Este no es un presupuesto demorado por la necesidad de obtener certezas sobre el futuro económico. Al revés, es un presupuesto de apuro, que el macrismo quiere abrochar antes de la devaluación y el ajuste que impulsará desde el ejecutivo nacional” aseguró el legislador Marcelo Ramal. A su vez, el diputado del Frente de Izquierda y los Trabajadores criticó que el oficialismo “ni siquiera presentó el presupuesto de cada ministerio, a pesar de la situación crítica que existe en materia de refacción de escuelas y hospitales”. Ramal se detuvo en particular en “el presupuesto del Hospital Garrahan que viene sufriendo sistemáticos recortes, al igual que la situación de vivienda social y urbanización de villas”.
Otro de los diputados que criticó el proyecto fue Alejandro Bodart. El legislador por el MST – Nueva Izquierda aseguró que el presupuesto contempla 350 millones de pesos menos de lo que requiere el Hospital Garrahan y no resuelve los déficits en salud, educación y vivienda” y advirtió sobre las fuentes de financiamiento del gobierno. “El gobierno prepara varias leyes para tomar nuevo endeudamiento público por 704 millones de dólares, de los cuales 460 millones de dólares son sólo para seguir pagando deuda. En una Ciudad con recursos genuinos, Macri la sigue hipotecando” aseguró el legislador que termina su mandato este 10 de diciembre.