“La Ciudad debe declararse en Emergencia habitacional y ambiental”

La arquitecta Beatriz Pedro, integrante del Taller Libre de Proyecto Social y especialista en vivienda popular, analiza las consecuencias que trae aparejada para el tejido urbano de la Ciudad la aprobación en la Legislatura de 11 proyectos entre el PRO y el FVP y que en la sesión del 22 de noviembre podrían ampliarse.

“Sin la más mínima consulta a los vecinos afectados en una sola noche aprobaron infinidad de proyectos que beneficiarán exclusivamente a grandes monopolios de la construcción -como IRSA de Elsztain, el mayor grupo inmobiliario del país controlador del Banco Hipotecario, también Consultatio de Constantini y IECSA-GHELLA de A. Calcaterra primo de Macri- entregando espacios y terrenos públicos. Esto es parte de un plan sistemático para expulsar a los pobres de la Ciudad que recuerda los peores momentos de la dictadura. Por ejemplo se repiten en la zona sur los desalojos violentos de vecinos y comerciantes, muchas veces precedidos de incendios intencionales.

Se estima un negocio para Irsa de 5.000 millones de pesos sólo en la construcción de Solares de Santa Maria, una Dubai en la ex ciudad deportiva de La Boca. Así junto con la sesión que afecta tierras ferroviarias de Pompeya y Parque Patricios, supuestamente para el plan Procrear, aprobaron multimillonarios negocios que afectan tierras ferroviarias en Palermo, Caballito y Liniers, para la venta destinada a vivienda para altos ingresos y posibles centros comerciales. Esto son las verdaderas prioridades para el K y el macrismo en la ciudad.

El macrismo de la mano del kichnerismo en la Ciudad no solo ha postergado las obras urgentes que requieren las barriadas sino que avanza contra el pueblo como con el plan maestro para la comuna 8, que sería la mayor venta de tierras públicas en la ciudad de 1983 a la fecha. Bajo la excusa de financiar la urbanización de villas y asentamiento y mejorar la infraestructura de servicios en la comuna, se prevé desprenderse de buena parte de las tierras de los Parques Roca, de la ciudad, de las victorias y autódromo, que se incorporan al negocio de la especulación inmobiliaria y los mega-eventos.

Los proyectos
Desde la madrugada del 2 de noviembre en la Legislatura porteña hay un Festival de Proyectos aprobados entre los bloques del PRO y del Frente para la Victoria. Juntos votaron habilitaciones para shoppings, venta de bienes públicos, autorización para tomar deuda externa y cesión y cambio de uso de tierras del Estado para desarrollar negocios inmobiliarios.

El 1/11 aprobaron:
• La entrega de 130 hectáreas de 5 playas ferroviarias (de Liniers, Caballito y Pacífico) para conseguir fondos para otro negocio: el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento y también para destinarlas para shoppings en Pacifico y Caballito. Y las Estaciones Sáenz y Buenos Aires y tierras aledañas para urbanización y los negocios inmobiliarios que se ocultan tras el Plan Procrear financiado por el Banco Hipotecario de IRSA.
• La entrega de 37 has. del Parque Roca para un centro de cargas y descarga privado.
• El distrito de las artes en La Boca y Barracas, beneficiando con exenciones a las empresas que se radiquen y encareciendo la vida en los barrios populares.
• La venta del edificio del Plata, sede administrativa del gobierno en el corazón céntrico de la CABA, para financiar el centro cívico en los terrenos de los hospitales Moyano y Borda.
• El endeudamiento de la ciudad en 250 millones de dólares para el arroyo Vega.

El 22/11 se entregarán 150 has.
• (70 has. + el canal de la Reserva ecológica) Se autorizaría alli el proyecto de IRSA para el barrio Santa María del Plata, un barrio de lujo en la ex Cdad. Deportiva de BJ, continuidad del Puerto Madero del menemismo.
• todas las tierras públicas de Lugano / Soldati, rezonificando los parques de la comuna 8 (Roca, de las Victorias, de la Ciudad, Autódromo) en parte para autorizar su urbanización y en parte para entregarlos en concesiones a privados.
• la urbanización de la isla De Marchi, para el polo audiovisual y emprendimientos privados de lujo, desalojando a la repartición del estado que realiza todo el control del puerto de Buenos Aires instalada alli desde hace casi un siglo.

El modelo económico y los acuerdos del kirchnerismo y el macrismo
¿Qué alumbra esta connivencia de aprobaciones de bloques que parecen tan antagónicos? “Alumbra beneficiarios comunes” responde la arquitecta. “El modelo de país dependiente agro sojero y extractivo (petrolero y minero) exportador y de recepción turística, que lleva adelante el gobierno nacional ha puesto todo el territorio de nuestro país a su servicio; la sojización (llevada adelante por los pooles sojeros y las exportadoras de cereales) aumenta la frontera agropecuaria y desertifica el campo, expulsando miles de familias originarias, obreras y campesinas que se amontonan en los lugares más vulnerables de las ciudades (proceso que también viven los pueblos hermanos de los países limítrofes), en particular en el área metropolitana (AMBA) donde se concentra el 35% de la población.

En ella se agudizó la emergencia habitacional. En unas 6.000 has. se amontonan todas las villas y asentamientos (cerca de 2.000.000 de habitantes) , y hay cientos de asentamientos nuevos. El barrio Padre Mujica (villa 31) pasó a tener más de 30.000 habitantes y va por el 5to piso de sus auto-construcciones.

Esto ha convivido en estos 9 años con el plan federal y el desenfrenado boom inmobiliario, alentados supuestamente para movilizar la economía y generar empleo. La CABA que tiene 20.000 manzanas, construyó en 4 de sus barrios el 10% de los m2 construidos en toda la Argentina; invadiendo, densificando, reconfigurándolos al son de iniciativas macristas de distritos de actividades exclusivas que generan procesos expulsivos de los vecinos y construyendo miles de viviendas de lujo para el segmento de altos recursos del mercado inmobiliario. Se calculan en cerca de 340.000 las viviendas y departamentos (la mayor parte de grupos monopolicos) hoy vacíos que se construyeron para alquilar o para reserva de valor. Y se siguieron autorizando en el GBA barrios cerrados (más tierra para menos gente) hasta llegar a ocupar 36.000 has. Estos dos procesos van arrinconando a los sectores populares en los lugares inundables, inseguros, contaminados, sin infraestructura y multiplican la precariedad y la expulsión. Fragmentan la ciudad en barrios con grandes desigualdades.

La ciudad está en emergencia habitacional con más de 500.000 personas afectadas; con desalojos por medio de la violencia o por medio del proceso de reconfiguración urbana que va encareciendo la vida en los barrios afectados, como por ejemplo el futuro que le asignan al barrio Rodrigo Bueno en la costanera Sur; también se van a cumplir dos años de la represión, asesinatos y desalojo de las familias que reclamaron en el Parque Indoamericano y se ignoran los procesos y proyectos de urbanización que llevan adelante los vecinos de varias de las villas de la ciudad, en particular el de la mesa de urbanización del barrio Padre Mujica (villa 31).

La justificación de los proyectos de la legislatura es que se van a construir 4500 viviendas sociales y “generar empleo y riqueza con la construcción”. Pero es falso que para resolver el déficit habitacional y generar empleo sea necesario hacer negociados con los grandes monopolios de la especulación inmobiliaria y el turismo”.

 

Deja un comentario