La Ciudad afina la propuesta para hacerse cargo del subte

Martín Ocampo, legislador por el PRO y redactor del proyecto oficialista, repasó los aspectos más importantes de la propuesta, entre los que se destacanla declaración del servicio como esencial, el marco regulatorio para el ajuste de tarifas y las formas de financiamiento.

Un proyecto demorado
“El proyecto llevó un tiempo porque no había ningún tipo de regulación especifica sobre servicios públicos de subterráneos, y uno siempre busca qué esté pasando en otros países. El problema es que hay bastante poco, algo en Chile, algo en Alemania, pero nada de la envergadura de lo que sucede acá. Eso sumado a otros aspectos, nos llevó al menos un mes su redacción” explica el legislador porteño.

El subte, ¿ un servicio esencial?
Posiblemente uno de los temas más discutidos y que generan más resistencia por parte de otros bloques es la definición del subte como servicio esencial que propone el gobierno porteño, ya que según denuncia el sindicato y legisladores opositores, esta declaración restringe la posibilidad de los trabajadores a cumplir una huelga ya que advierte que “la obstaculización o interferencia de la operación del servicio subte constituirá en una infracción administrativa grave” que puede dar paso a una denuncia penal. “Esta norma es anacrónica y con un alto voltaje de provocación que no puede tratarse seriamente porque contiene un articulado que viola la Constitución Nacional y de la Ciudad” ya declaró Fabio Basteiro, diputado del bloque Buenos Aires para Todos, en tanto los metrodelegadosya adelantaron que pedirán en nuevas reuniones en la legislatura que el proyecto se desheche ya que “más que el traspaso, parece que están más interesados en destruir la organización de los trabajadores”. “Desgraciadamente nos encontramos con un proyecto que tiene una cantidad de artículos que limitan las libertades democráticas y el derecho a huelga violando los derechos constitucionales”, aseguró el titular de la Asociación de Trabajadores de Subte y Premetro Roberto Pianelli.

Frente a estas denuncias, Ocampo aclaro que hay varias definiciones de servicio esencial. “En Francia existe la categoría de servicio publico y esta englobado el servicio esencial, en España también. No es por la capacidad de sustitución lo del servicio esencial sino porque se supone que hay algunos aspectos de la comunidad que deben ser preservados” aclaró. “Otros proyectos ponen el eje en que es un servicio trascendental en la vida de la sociedad y entendemos que acá es así, porque hoy e día el subte transporta un millón de personas, y mas allá que haya otros medios de transporte , ese millón fuera del subte genera un caos que pone en riesgo la ciudad, generando un sinnúmero de inconvenientes: colaspa el tránsito en la ciudad. Por eso decimos que es trascendental” argumento Ocampo, redactor del proyecto.

Protesta de los trabajadores
A su vez, frente a las voces de los trabajadores que critican la prohibición de las huelgas, Ocampo negó que se sancione la huelga sino a aquellos que obligan a otros a parar. “Una de las condiciones del servicio público es la regularidad y la continuidad. Nosotros no podemos no tener sanción para aquel, cualquiera sea que interrumpe el servicio. La compulsión a la huelga es aquel que, sin querer participar de la medida, se ve compelido por otros a participar, no se prohíbe la huelga lo que se pena es que otro obligue a otro a que haga huelga”.

Las tarifas
Sin dudas otro de los temas más debatidos esta ligado al costo de las tarifas luego que nación reduzac los subsidios que hoy en día recibe la empresa metrovías. Sobre este tema el legislador aseguro que el PRO “tiene una política de ser transparente en la distribución y administración de recursos y en saber lo que la gente paga en contribuciones y tarifas. El costo laboral es tratar de que todos sepamos que alguien financia el servicio de subterráneos y que los aumentos salariales se van a solventar a través de la tarifa y de subsidios, pero esto es una técnica para transparentar la situación” explicó. Y respondió las declaraciones del ministro de economía Hernán Lorenzino sobre financiar al subte con un impuesto a las naftas. “Lo de Lorenzino es sorprendente, porque Córdoba sacó una tasa hace unos meses y no dijo nada y ahora que la Ciudad se dispone a generar un sistema de financiamiento para administrar el subte, dice que no tenemos facultades, que es inconstitucional. Es una típica operación del kirchnerismo. Primero nos tiran el sube por la ventana, después nos dicen que no nos van a dar financiamiento, y cuando vamos buscar nos dicen que no sirve” disparó Ocampo quien aclaró que la iniciativa es legal. “Es una contribución especial en nuestro caso, pero también lo es en Córdoba y en Buenos Aires, pero el gobernador tiene tan poca personalidad que fue para atrás. En definitiva lo que se tiene que terminar es con esta política que ha instalado el gobierno nacional de dar subsidios a troche y moche que beneficia a los empresarios pero no a los usuarios. Porque eso lo genera el gobierno con más emisión monetaria, porque genera mas inflación y por lo tanto perjudica a los trabajadores”.

La continuidad de Metrovías
“Yo creo que hay que renegociar el contrato con Metrovías, vamos a iniciar un plazo de conversaciones con la empresa. Tenemos un proceso de 90 días desde que tengamos los números y datos quehoy tiene el gobierno nacional” explicó el funcionario y quien no descartó la posibilidad que el Estado se haga cargo íntegramente del servicio. “Si nosotros vemos que es mejor la prestación estatal, dejamos previsto en la ley la creación de una sociedad con participación estatal accionaria para que el Estado prese servicio a través de esa sociedad anónima”.

El proyecto, que en los próximos días seguirá siendo debatido, espera su aprobación para antes de fin de año. Y pese a que Ocampo lo haya negado, muchos ya hablan que el Frente para la Victoria, segunda fuerza en la Legislatura, ya habría dado el visto bueno a cambio de otros proyectos de su interés, en las negociaciones que precedieron a la polémica sesión del 1 de noviembre.

Deja un comentario