“Estamos en condiciones de acusar y pedir perpetua para todos los imputados.”

Mientras continúa juicio oral y público por el crimen de Mariano Ferreyra, conversamos con María del Carmen Verdú, abogada querellante de la causa y abogada de la CORREPI, quien hace un balance de lo que fueron estos dos meses del juicio.

Continúa juicio oral y público por el crimen de Mariano Ferreyra, militante del Partido Obrero, quien fue asesinado al recibir disparo en el pecho durante una manifestación ocurrida el 20 de octubre de 2010 en la que se que reclamaba el pase a planta permanente de trabajadores ferroviarios tercerizados.

Entre los 17 imputados se encuentra el secretario general de la Unión Ferroviaria, José Pedraza, detenido actualmente, Carlos Fernández y Gabriel Sánchez entre otros, acusados de ser los autores materiales del asesinato y de los heridos.


Hablamos con María del Carmen Verdú, abogada querellante de la causa y abogada de la COREPI, (Comisión en contra de la Represión Policial e Institucional) y hace un balance de lo que fueron estos dos meses del juicio:
“Apenas hay una docena de audiencias en las que han declarado testigos prenupciales de los hechos. Sin embargo,  en jornadas como el jueves pasado de seis o siete testigos que debían declarar, solamente llegamos a escuchar un solo compañero, fue el caso de Omar Medina, trabajador ferroviario que estuvo presente el día del hecho -y que además conoce bien el manejo interno dentro de los trabajadores de la línea Roca de la lista verde, el funcionamiento de la patota y demás- porque son sometidos cada uno de los compañeros a un verdadero interrogatorio casi policial para justificar y dar cuenta cada uno de sus dichos que hace que ni siquiera vamos a poder terminar con el esquema previsto de poder estar alegando alrededor de diciembre o enero del año que viene.
El interrogatorio es por parte de las defensas que con el esfuerzo que vienen haciendo para tratar de desacreditar testimonios cada uno más contundente que el anterior, más claro en el sentido de como ocurrieron los hechos, permanentemente están buscando todo tipo de artimañas, preguntando y repreguntando de tal manera que un testimonio como el de Omar que en menos de dos horas podría haber terminado duro 8 horas repitiendo exactamente lo mismo. 
El tribunal esta haciendo algún esfuerzo por tratar de limitar las preguntas repetitivas, las reiteraciones, las preguntas que son claramente irrelevantes e inconducentes pero por otro lado la amplitud del derecho de defensa en juicio habilita que convierta esto en un verdadero abuso, lo mismo que sucede con los reiterados pedidos de excarcelación que traban el desarrollo de la audiencia.
No es una cuestión mecánica de prolongar el juicio sino una búsqueda desesperada de algo que les permita desarrollar después en los alegatos algo parecido a una defensa. El problema que tienen los defensores tanto los de la patota y los líderes de la Unión Ferroviaria como Fernández y Pedraza como a los defensores de la policía, es que cada uno de los testimonios que van transcurriendo los entierran más.

 Si por algún episodio inusual tuviésemos que desistir en este momento de todos los testigos que faltan declarar, que son más de 300, y alegar en este momento, estamos en condiciones de acusar y pedir perpetua para todos los imputados.”


“A Mariano lo mató la triple alianza antiobrera. Nosotros usamos esa expresión para referirnos a esos tres aliados históricos contra la clase trabajadora que son al patronal, el aparato estatal en su conjunto, dirigido por el gobierno de turno y la burocracia sindical, socios además en el gigantesco negocio de explotación en este caso a través de la tercerización del trabajo.
Lo cierto es que de estas tres patas tenemos sentados en el banquillo de los acusados a una pata y media: tenemos a la patota de la burocracia sindical y a sus referentes, que no están todos lo que son pero además si bien esta el aparato policial falta el resto de los funcionarios sobre todos los funcionarios políticos de los distintos ministerios con injerencia  en el tema de la explotación de ferrocarriles es decir por un lado el ministerio de planificación, secretaria de transportes ferroviarios y por el otro lado obviamente el ministerio de trabajo donde hay pruebas incluso y las había suficientes en el momento de la inscripción para ver los imputados, de hecho nosotros desde la querella lo planteamos por ejemplo por tomar solamente un elemento con las conversaciones que fueron grabadas en el período de escuchas telefónicas en el verano del 2010 al 2011 entre Pedraza y Tomada donde queda clara la interacción en contra de los trabajadores organizados independientemente tanto por parte del gobierno como del burócrata.
Y en tercer lugar tampoco esta la empresa, la patronal que tuvo un rol tan decisivo como el de la policía y el resto del aparato estatal en organizar y llevar a cabo el ataque porque si no hubiese sido la propia empresa la que disentió con goce de sueldo a los integrantes del grupo de choque y además se esta comprobando con los distintos testimonios que hay empleados  que no cumplen otra función que deambular por algunos sectores de las estaciones ferroviarias armados a la espera de que los llamen para ir a protagonizar algún episodio como el del 20 de octubre. Esto fue declarado hasta por un propio ex integrante del grupo que estuvo allí atacando a los compañeros, uno de estos “arrepentidos” que declaro como testigo protegido, que en realidad debería estar imputado porque fue parte del grupo atacante pero se le dio desde el poder judicial con una injerencia importante en el poder ejecutivo el rol contrario al que represento en ese momento que fue del participe del grupo victimario. Hablo de un número superior a 400 que no cumple otro rol que ser cuerpo de choque contratados por la propia Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (UGOFE S.A.). Entonces lo que está claro a esta altura de las audiencias en debate es que cunado aleguemos vamos a tener que insistir desde la querella la necesidad de que se profundice la investigación. Se esta demostrando acabadamente no solo que tuvieron que ver sino que fueron protagonistas.”