Instalarán aulas conteiner en la Ciudad


Tras la decisión del ministro de Educación Porteño, Esteban Bullrich, de llamar a licitación por la instalación de 40 aulas modulares por la falta de vacantes que tienen, el secretario de prensa del gremio docente Ademys, Manuel Gutiérrez, contó que recibieron la información mediante el boletín oficial y cuestionó la decisión: “Poner chicos en conteiners simboliza el valor que se le da a la educación pública”.
“Lo que hay es impericia pero no ingenua, es una decisión consciente que tiende a vaciar el sistema de pública educativo”, destacó el referente gremial en una entrevista realizada por la radio Frecuencia Zero. “Es lo mismo que el fallido e irresponsable método de inscripción online, que deja 17.000 chicos sin vacante a cinco semanas de empezar las clases”, expuso.
“Esto aparecería como una respuesta a las necesidades y no es así, como lo quieren disfrazar de esta manera muy torpe. Acá lo que ha existido es la subejecucion de la infraestructura de la construcción de escuelas, de aulas”, denunció el sindicalista. “Se puede investigar tranquilamente a través de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, el cómo fueron recortando y subejecutando las partidas presupuestarias y el presupuesto de educación”, agregó.
“Este gobierno sabía antes de asumir el gobierno hace siete años, que hacían falta aulas. Había un plan de inversiones intenso en infraestructura escolar, del cual no se hizo nada. Y lo hecho, fue peor que no hacer nada”, aseguró Gutiérrez, quien acusó al Jefe de Gobierno Mauricio Macri de tomar la decisión de “comprar conteiners para poner alumnos dentro, supuestamente para garantizar un proceso de enseñanza-aprendizaje”.
“Es lamentable, nosotros estamos muy angustiados, muy indignados, y esto me parece que ya rompe con toda ética, con todo compromiso con la Educación Pública y es una subestimación y un agravio del cual el Gobierno tiene que pedir disculpas”, garantizó el gremialista en el programa Contragolpe.
“Hay que señalar el tema del maquillaje, de decir una cosa pero realmente hacer otra”, indicó el miembro de Ademys. “Si se analiza la gestión del macrismo en materia educativa –cierre de cursos, docentes contratados por fuera del estatuto, precarización laboral, inscripción online sin ningún tipo de control de los padres o la comunidad educativa, falta de educación docente-, el balance es completamente negativo”, añadió.
“En algunas provincias se hacen algunas refacciones de manera transitoria y mientras tanto a los chicos, de manera extraordinaria, se los ubica en las aulas modulares. Tampoco se justifica en ninguna parte del país, pero en nuestro caso es más grave aún, porque tenemos los recursos para que esto no suceda y el mayor presupuesto del país”, declaró el activista.
“Siempre hemos apostado a todas las medidas de acción, desde los paros, las movilizaciones, y los recursos legales”, aseguró cuando fue interrogado al respecto de qué piensan a hacer para enfrentarse a la medida. “Seguramente vamos a analizar la acción legal, más allá de las tareas gremiales y organizativas con los padres y alumnos, porque si naturalizamos este tema puede llegar a dejar un precedente malo”.
“Esto no va a ser una medida transitoria o de emergencia. Va a ser a largo plazo porque la cantidad de aulas y escuelas que hay que hacer van a tardar años en construirse. Es un tema que vino para quedarse”, concluyó.