Incendio y sospechas en feria de Constitución

El domingo pasado se incendió la feria de Constitución ubicada en la intersección de Av. Brasil y Santiago del Estero y las pérdidas para los comerciantes fueron casi totales. No se descarta que el fuego fuera intencional y hay acusaciones contra la socia mayoritaria del predio.

El incendio, que se inicio cerca de la cinco de la madrugada, afectó según información de Bomberos de la Ciudad el 60 % del paseo de compras de Constitución. El Secretario General de Vendedores Libres, Omar Guaraz, plantea sospechas sobre la administradora y socia mayoritaria del predio, María Galán, lo originara adrede.

El incendio fue de grandes proporciones y ocho dotaciones de bomberos trabajaron durante varias horas para sofocarlo. Participaron también seis móviles de Defensa Civil con grúas de Logística, unidades del SAME, y patrulleros de la Ciudad, en total, unas 120 personas. El lugar, emplazado en la intersección de la Avenida Brasil y Santiago del Estero, contaba con unos cien puestos de venta, la mayoría de ellos, de ropa y artículos electrónicos.

En una entrevista proporcionada a Telam, María Galán mostraba empatía y predisposición para colaborar con los feriantes: “Es toda gente que trabaja en la feria desde hace 40 años y hoy verles la cara es una pena muy grande. Pero como soy una convencida de que todo tiene solución y siempre hay que empezar de nuevo, estoy buscando salidas para reubicarlos y volver a arrancar. La idea es que en 3 ó 4 días puedan volver a trabajar”

Circulan versiones que acusan intencionalidad en los hechos. Vendedores Libres, la agrupación que nuclea a manteros, expresaba en una declaración: “Afirmamos que un incendio es una estrategia comercial cuyo único propósito es, vía este incidente, ocasionar una transferencia directa de recursos desde los trabajadores que pierden todo (y no reciben nada), a una capitalización que recibe el grupo empresario fruto del pago de la póliza de seguros”.

Guaraz, en diálogo con Abran Paso, sostuvo que “la experiencia indica que cuando María Galán estuvo como administradora del predio Paseo La Estación, y en el predio de La Alborada, hubo incendios, y nunca la gente cobró un peso de todo eso. Porque existía un sistema de extorsión, de manera tal que aquellos que se avivaban y pedían algo, eran amenazados de distintas formas, un sistema mafioso”.

El dirigente afirma que, en los incendios anteriores que tuvo Galán como administradora, en 2007, 2009 y 2012, los grupos empresarios cobraron una póliza de seguro que hubiera debido ir a los comerciantes, y luego realizaron inversiones para agrandar su capital.

Los peritos aún investigan el origen del incendio y no descartan que pueda haber sido provocado de manera intencional. Resta ver si llegan a algún puerto o se pierden en la Justicia bajo un manto de connivencia política.