Inauguraron el Metrobus del Bajo

Con un acto que contó con la presencia del presidente Mauricio Macri, quedó abierto el corredor para colectivos que va por las avenidas Leandro N. Alem y Paseo Colón,  desde la plaza San Martín, en Retiro, hasta la avenida Independencia.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en un acto encabezado por Mauricio Macri, inauguró el Metrobus del Bajo, un corredor de casi tres kilómetros en las avenidas Leandro N. Alem y Paseo Colón, que va desde Retiro hasta Avenida Independencia en San Telmo, conectando en su recorrido con las líneas A, B, C, D y E del subte, los ferrocarriles Mitre y San Martín y el Microcentro Peatonal.

La obra requirió una inversión de 260 millones de pesos y, hasta minutos antes del acto inaugural, podía verse a los trabajadores ultimar numerosos detalles: colocando plantas, luces, carteles, asientos, techos en las paradas, y pintando.

Al acto, en el cruce de Chile y Paseo Colón, a bordo de un colectivo de la línea 8, arribaron, cerca de las 12 del mediodía, el presidente Macri, el Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta y el Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich. Para este despliegue, cortaron, desde las 9 y media de la mañana, hasta la una del mediodía, toda la Av. Paseo Colón, entre Hipólito Yrigoyen e Independencia.

“Para aquellos que dicen que gobernamos para un sector, recordemos los cientos de miles de trabajadores que recorren este trayecto”, enunció el presidente, y remarcó que “el metrobús es mucho más que este separador, el hormigón, el cemento, las paradas. Es otra forma de hacer las cosas, tiene que ver con obras de calidad, para que la gente viaje mejor. Es sinónimo de mejora, de progreso, y no de corrupción, como lo han sido otras obras públicas”.

Según datos oficiales, a lo largo de los 2,9 kilómetros que abarca ese corredor, circularán 30 líneas de colectivo, y la obra impactará a 300 mil personas que todos los días transitan la zona, con una reducción del 45 por ciento del tiempo de viaje de un extremo al otro: de 20 minutos, pasará a 11 (en horas picos se podía tardar 40 ó 45’) Consta de 25 paradas separadas cada cuatro cuadras.

Son muchos los pasajeros que comentaban los beneficios que les proporcionará el funcionamiento del Metrobus del Bajo. Un transeúnte que viaja diariamente desde Independencia hasta Retiro, decía a Abran Paso “Pienso que va a andar bien, porque son dos carriles, como en la 9 de Julio”. Pero, a su vez, puso de manifiesto que no todos los metrobuses significaron una agilización del tránsito: “Yo tomo el 143, del Metrobús de Avenida Cruz, que es de un solo carril, y ahí no agiliza tanto. A mí no me modificó el viaje, tardo lo mismo”.

Aunque no todos están contentos, un vendedor de café y facturas apostado sobre Paseo Colón, explicaba que, si bien el Metrobus del Bajo implicaba una mejora para la gente, “me perjudica en el laburo, porque la gente se muda de la vereda. En cuanto movés la parada de colectivo un metro, perdiste venta”.

Para el 2018 prevén abrir la licitación para la construcción de un segundo tramo que llegará hasta la esquina de Wenceslao Villafañe y Almirante Brown, en La Boca. Una vez finalizada este segundo tramo, un importante sector del sur de la Ciudad quedará conectado en un tiempo considerablemente menor en todo el trayecto que separa La Boca de Retiro.