“Hay que ponerle el pecho a las balas”

 

Tras la orden judicial que ratificó el desalojo de las aproximadamente 100 familias que ocupan el predio ubicado en el barrio porteño de Villa Lugano en reclamo de viviendas, jóvenes, niños y adultos se plantan para defender sus derechos.

El terreno ubicado en la avenida Francisco Fernández de la Cruz y Pola, debía ser urbanizado por la Ciudad tras la aprobación de la ley 1770, sancionada en el año 2005, la cual ordenaba la construcción de viviendas en ese predio.

Claudio Fiamaca, uno de las tantas personas que exigen el cumplimiento de la mencionada ley para una vivienda digna, cuenta su experiencia del día a día, la dificultad de pagar un alquiler trabajando doble turno, y las expectativas luego de conocerse la orden de la Cámara Penal porteña que ordenó el desalojo programado para la semana próxima. “No buscamos maldad, no queremos que corra sangre, simplemente queremos un techo para nuestra familia”