Golpe a la mafia de los juguetes truchos

photo4967773184640264133La Policía de la Ciudad allanó comercios en el barrio de Balvanera donde se secuestraron más de 20.000 juguetes “truchos” y 780 accesorios para celulares ingresados al país de forma ilegal.

Personal de la División Contravenciones y Faltas de la Policía de la Ciudad junto a la Agencia Gubernamental de Control porteña (AGC), realizaron diez inspecciones en locales comerciales y depósitos de mercadería ubicados en el barrio de Once.

Durante los procedimientos ordenados por la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental, a cargo del Dr. Blas Michienz, se logró el secuestro de 362 bultos que en su interior contenían la cantidad de más de 20.000 juguetes apócrifos y  780 accesorios para celulares los cuales no se podía acreditar su procedencia.

Se trata de una de las denuncias más sentida por la comunidad de Balvanera, quien desde hace años manifiesta preocupación por la inseguridad en la zona y por el crecimiento de diversas actividades ilegales como la prostitución, la venta de droga y el delito organizado.

Once es uno de los paraísos de la compra al por mayor, un lugar al cuál miles de ciudadanos se trasladan a diario para encontrar diversas mercaderías a precios muy baratos. En ese contexto los vecinos padecen los problemas vinculados a los constantes colapsos de tránsito y la enorme cantidad de gente que se moviliza por la zona. 

Asimismo, en dichos lugares allanados se procedió a labrar actas por infracción al artículo 77 del Código Contravencional, por ejercer ilegítimamente una actividad, siendo que los locales y depósitos en cuestión no poseían habilitación para ello.

Dichos juguetes confiscados carecían de su correspondiente sello de seguridad y certificados que avalaban haber pasado los controles pertinentes los cuales son avalados por la Secretaría de Comercio de la Nación. Al no poseer dicha certificación los productos no pueden ser comercializados porque implica una infracción al artículo 201 del Código Penal.

La totalidad de la mercadería ilegal secuestrada fue inventariada y colocada en bultos cerrados, y remitida para su resguardo al depósito judicial que la Dirección General de Fiscalización que el Ministerio de Espacio Público posee en el barrio de Barracas.

Deja un comentario