Fue clausurada una terminal de ómnibus clandestina en pleno Once

Tras una investigación de La Policía de la Ciudad el lugar fue allanado por disposición de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental. El predio carecía de habilitación y constituía un perjuicio para la salud de los vecinos. 

Producto de tareas investigativas llevadas a cabo por la División Delitos Contra la Salud y Seguridad Personal, la Policía de la Ciudad constató que en un domicilio de la calle Moreno al 2800 aparentemente funcionaba una terminal clandestina de micros de larga distancia.

Esta actividad no solo afectaba la libre circulación vehicular en la zona, sino que por el estacionamiento de los ómnibus se producía el vuelco de sustancias insalubres a la vía pública, y se generaba una concentración de gases perjudicial para la salud de los vecinos de la zona.

Por este motivo la Policía de la Ciudad informó a la la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), a cargo Dr. Blas Matías Michienzi, quien dispuso que se llevara a cabo una inspección integral del lugar, a los efectos de verificar si cumplían con las condiciones de funcionamiento, seguridad e higiene, y haciendo especial hincapié en constatar si se estaban vertiendo sustancias insalubres a la vía pública.

El operativo fue llevado a cabo por la División Delitos Contra la Salud y Seguridad Personal, con la cooperación de personal de la Dirección General de Fiscalización perteneciente a la Agencia Gubernamental de Control.

Se confirmó que en el domicilio allanado existía una terminal de micros carente de toda habilitación para funcionar como tal, y al momento de las tareas en el interior del predio había cuatro colectivos de larga distancia pertenecientes a diferentes empresas.

Respecto a las condiciones de seguridad e higiene, se comprobó la ausencia de un plano de evacuación y que el tendido eléctrico presentaba serias irregularidades. Además no había matafuegos y el playón contaba con una única salida que compartían tanto vehículos como peatones.

El local fue inmediatamente clausurado y le fue labrada el acta correspondiente al encargado, en tanto que los ómnibus y sus respectivos choferes deberán ponerse a disposición del personal de la CNRT y el Cuerpo de Tránsito, a fin de garantizar que los mismos se encuentran en condiciones y no representan un peligro para la vida de sus pasajeros.

Deja un comentario