ENFRENTAMIENTOS EN EL HOSPITAL BORDA

La Policía Metropolitana del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires desalojó a los empleados que se encontraban en el Hospital Borda. Hasta ahora el saldo es de más de 30 heridos y 7 detenidos entre ellos trabajadores, legisladores y periodistas.

Los trabajadores de los Talleres Protegidos de dicho hospital vienen denunciando y ocupando el predio del hospital porque denuncian que quieren derrumbar los edificios y que esto afecta la fuente de trabajo. Afirman que esto es un avance de la privatización de la salud pública y negociados con las tierras públicas.

Diversos sectores políticos pertenecientes a la oposición del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sostuvieron que esto es parte de los acuerdos votados en la Legislatura en noviembre del año pasado, con las sesiones donde los bloques del PRO y del Frente para la Victoria (FPV) acordaron y votaron: la rezonificación de los terrenos ferroviarios de la Nación, el crédito de 250 millones de dólares para entubar el arroyo Vega, la entrega por 30 años de gran parte del Parque Roca a la Cámara de Transporte de Cargas para una playa de estacionamiento de camiones, la venta del edificio Mercado del Plata para financiar el Centro Cívico en el Borda y la creación del “distrito de las artes” en La Boca, una zona con exenciones impositivas para las empresas de diseño y emprendimientos monopólicos de las “industrias culturales”. Recordemos que a las sesiones concurrieron Kicillof (vice Ministro de Economía) y Bossio (titular de la ANSES).

“El macrismo busca avanzar con su política de desguace de los hospitales públicos, negocios inmobiliarios con las tierras públicas, tarifazos, precarización en la educación, el espacio público y la salud y represión como en la sala Alberdi y ahora el Borda” sostuvo el legislador de la Ciudad de Buenos Aires Alejandro Bodart

Organizaciones sindicales, sociales, estudiantiles, vecinales y políticas se convocaron para repudiar lo que sucedió en el Hospital Borda.

Desde temprano el despliegue de la Policía Metropolitana fue imponente. El trabajo de camarógrafos y fotógrafos logró demostrar una imagen en la que se observa a un efectivo de la Fuerza de seguridad de la Ciudad disparar contra los profesionales y pacientes.

Por un momento pareció que el director de cine Alex de la Iglesia se encontraba en el barrio de Barracas para montar una de las tantas escenas de sus películas. Fue cuando uno de los pacientes se trepó a un árbol para mostrar toda su capacidad y desde allí comenzó a dar directivas a los manifestantes para enfrentar el operativo de la Policía Metropolitana.

El Jefe de la Policía Porteña enfatizó que muchos efectivos fueron dañados por quienes estaban en la concentración, e incluso algunos de ellos con gravedad. Afirmaron que iniciaran acciones legales para identificar a los agresores y que el ejecutivo porteño construyó otros Talleres Protegidos en una zona próxima a donde se encuentran actualmente.

Las funciones de la Policía Metropolitana fueron materia de debate durante todo el proceso de su creación. Algunas versiones periodísticas afirmaron que el objetivo no era tener una policía proximidad sino evitar los piquetes y las protestas. Esto motivo la respuesta de algunos legisladores opositores, quienes consideraron  que si este iba a ser el objetivo de la nueva fuerza no tenía ninguna relación con los fundamentos por los cuales se la había anunciado. Así la propuesta de combatir el delito en los barrios se modificaba por la de evitar las manifestaciones.

La intervención en el Hospital Borda intensifica el debate y se viene nuevas acusaciones cruzadas mientras muchos vecinos de la ciudad continúan afectados por los hechos que ocurrieron.