En la Ciudad ya es posible realizar más de 300 gestiones online

Los vecinos pueden recibir por correo electrónico una partida de nacimiento, pedir el cambio de una luminaria desde el celular y chatear con un controlador para resolver multas de tránsito sin pasar por las oficinas de la Ciudad.

Hasta hace poco tiempo se podía ver largas filas y esperas que parecían eternas, centros de atención abarrotados de gente y operadores colapsados de trabajo. El tiempo es un valor incalculable para cada uno de los ciudadanos y tradicionalmente fue mal administrado en las oficinas públicas. En la Ciudad ya es posible realizar 303 gestiones desde el celular o la computadora en horario extendido, sin esperas ni necesidad de trasladarse a las oficinas de atención.

Una gestión presencial puede requerir al menos medio día, sin contar el dinero que se gasta en transporte y las complicaciones que puedan ocasionar estar ausente de casa o del trabajo. Para agilizar los tiempos de trámites, la Ciudad incorporó a sus canales nuevas aplicaciones móviles y funcionalidades que permiten la autogestión y mejoran sensiblemente la experiencia de los habitantes en Buenos Aires.

Los vecinos pueden acceder las 24 horas y solicitar servicios, iniciar reclamos, denuncias o realizar todo tipo de solicitudes y tramites. La app, que puede descargarse desde Google Play o Apple Store en forma fácil y gratuita,

Por medio de la aplicación se puede solicitar la reposición de una luminaria, el retiro de escombros resultantes de obras menores domiciliarias, reportar cuando un auto mal estacionado obstruye una rampa y hasta solicitar la inspección de Defensa al Consumidor a un comercio que no respeta los derechos de sus clientes.

Por ejemplo, si un local no exhibe sus precios o cobra en caja un precio diferente al exhibido en la góndola se puede solicitar la inspección desde un celular y acompañarla con fotos. En 48 a 72 horas el denunciante recibe el resultado de la actuación por correo electrónico

La aplicación permite también participar de la fiscalización de las obras que realizan las empresas de servicios públicos en las veredas: en Buenos Aires hay unas 17 mil al mes. Cada frentista recibe a través de BA 147 una invitación para colaborar en el control de las obras, subiendo fotos e información del estado de la vereda antes y después de la intervención.

Otra funcionalidad es la solicitud de inspecciones a locales bailables y de espectáculos en vivo por falta de habilitación y permisos; controles a comercios que manipulan productos químicos o con impacto ambiental, y fiscalizaciones a establecimientos que no respetan las condiciones de seguridad, higiene y seguridad alimentaria.

Estas acciones que antes se realizaban de oficio, eran engorrosas y frecuentemente no llegaban a una solución. Ahora mejoraron sensiblemente con la colaboración de los vecinos y le dieron mayor transparencia a la acción del Estado.