El reconocimiento al zoologico del sur tuvo apoyo vecinal

Vecinos y representantes de organizaciones sociales apoyaron la ley con aprobación inicial que declara Bien Integrante del Patrimonio Cultural de la Ciudad a la confitería que integró las construcciones del llamado “Zoológico del Sur”, que estuvo en el barrio de Parque Patricios, obra llevada adelante por Clemente Onelli, finalizada en 1915.

En la Audiencia Pública realizada esta tarde en la Legislatura porteña se inscribieron 11 personas para presentar su postura y varias de ellas expusieron la intención de que el edificio sea utilizado para actividades desarrolladas por las organizaciones del barrio, iniciativa que la Diputada Rinaldi consideró que “debería ser analizada en la Comisión de Cultura en la que se elaborará el despacho definitivo”, antes de la consideración del expediente en sesión para la sanción definitiva de la ley. La Audiencia que tuvo lugar en oficinas anexas de la Legislatura porteña, estuvo encabezada por la presidenta de la Comisión de Cultura, Diputada Lía Rueda (PRO), acompañada por la legisladora impulsora del proyecto y la Diputada Diana Martínez Barrios (PRO)

Una belleza arquitectónica

El Zoológico del Sur expresaba formas de la arquitectura romana antigua y fue creado como un anexo del que se encuentra en Palermo. La ley aprobada se refiere al edificio de la confitería que emula al Templo de la Fortuna Viril de Roma, sito en la intersección de las avenidas Caseros entre Monteagudo y Almafuerte. En aquel zoológico, el pabellón de los felinos y los osos era una copia del acueducto romano de Claudio, con una serie de arcos mayores y menores que servían de jaulas y guaridas para estos animales. El depósito de forrajes estaba en “el arca de Júpiter” y las aves exóticas en el pabellón de “erecteon” y al fondo un espectacular palomar romano. En 1924 Onelli falleció y así poco a poco la decadencia y el abandono hicieron que el Zoológico sea cerrado definitivamente en 1938. En el predio se localizó al Centro de Deportes y Recreación, hoy Polideportivo Parque Patricios. La Comisión Especial de Patrimonio Arquitectónico y Paisajístico y la Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico Cultural de la Ciudad aconsejaron declarar al citado templo “Patrimonio Cultural de la Ciudad” en el marco de la Ley Nº 1227.