El pijama party inmobiliario afectó a la Comuna 3

En la última sesión del año se habilitó la venta de diversos inmuebles que están en dominio del Gobierno porteño.

Es una marca en la gestión del partido que gobierna la Ciudad de Buenos Aires desde 2007: las sesiones ordinarias que cierran el año son “maratónicas”, con decenas de proyectos sobre tablas (sin debate previo en comisiones). Con este perfil se llegó al anochecer del jueves 5 de diciembre. Es el fin de 2019, pero también la conclusión de la “mayoría automática”, dicho por la oposición, es decir, los 34 sobre 60 votos inamovibles del oficialismo Vamos Juntos (Juntos por el Cambio). Con ese poder, que legitima leyes sin disidencia posible, se lograron cuestionadas ventas de terrenos e inmuebles públicos. Este “pijama party inmobiliario” afectó a la Comuna 3, compuesta por los barrios de Balvanera y San Cristóbal.

La que más resonó a nivel local fue el remate del inmueble que usa el Instituto de Admisión y Derivación Llona Úrsula Inchausti, ubicado en Perón 2048.

Es para menores en situación de conflicto con la ley. En general, como han reportado ONG locales como Buenos Vecinos BA, allí van a parar los menores que cometen delitos en la zona de Plaza Miserere y alrededores. Robo de celulares, consumo o venta de drogas, riñas y otros delitos. Los familiares (directos e indirectos) son quienes pasan a buscar al poco tiempo a los menores de este inmueble.

En este contexto es apropiado citar el informe de la Procuración Penitenciaria de la Nación. Informó que en Balvanera y San Cristóbal detuvieron a 179 (9%) menores de edad entre junio de 2018 y junio de 2019. En toda la Ciudad de Buenos Aires en ese periodo arrestaron a 2.064 niños y niñas.

Los autores alertan: “Las aprehensiones policiales se focalizan en las comunas del sur de la ciudad. Allí se concentran más de la mitad de las detenciones registradas. Se trata de un promedio de 159 detenciones por mes a niños, niñas y adolescentes en la CABA y aproximadamente 40 a la semana”.

No solo rematarán el Inchausti. También se avaló la subasta de los edificios del Instituto de Menores San Martín de Curapaligüe 727, Parque Chacabuco, y el Manuel Rocca, en Segurola 1651, en Monte Castro. En este último los vecinos proponían crear un Polo Educativo, como los del Barrio 31 (María Elena Walsh) o Mataderos.

Del mismo modo, el Conejo Consultivo Comunal 3 en varias ocasiones trató el tema y rechazó el remate, pidiendo que el inmueble sea utilizado para usos sociales y comunitarios.

En lugar de estas tres dependencias, con el dinero obtenido de los remates Ciudad hará un centro modelo en el Bajo Flores, a metros de la Villa 1 – 11 – 14, recientemente renombrada Barrio Padre Ricciardelli.

El Poder Ejecutivo porteño (firma de Horacio Rodríguez Larreta) dice en la fundamentación del proyecto de ley aprobado: “Son edificios públicos que por su antigüedad, estructura y disposición edilicia no cuentan con las condiciones exigidas para brindar la atención de los adolescentes en el marco de la protección integral de derechos de niños, niñas y adolescentes. Por ello, el Gobierno de la Ciudad precisa un centro modelo que deje atrás el sistema de cuidado de adolescentes bajo el viejo paradigma de la situación irregular en materia penal juvenil”.

El edificio de Flores se sustentará “en el principio de especialización en materia penal juvenil -por encontrarse destinado a personas en una etapa crucial de su desarrollo- lo cual exige que la totalidad de los actores implicados en el abordaje institucional deben enmarcar su tarea bajo el eje de intervención socioeducativa, superando la concepción punitiva de la medida”.

Otro proyecto aprobado en el “pijama party”, siempre dicho de forma peyorativa desde la oposición legislativa, es la venta de varios inmuebles de dominio privado de la CABA.

En la Comuna 3 están: Avenida Corrientes N° 3436/3438; Avenida Corrientes N’ 3451/3453/3455; Tte. Gral. Juan Domingo Perón N° 2640/2652 UF 3; Tte. Gral. Juan Domingo Perón N° 2640/2652 UF 4; 24 de Noviembre N° 111/17 6° “24” UF 24; Teniente General Juan Domingo Perón N° 3241/3263/3269/3271.

Este proyecto también fue elaborado por el Poder Ejecutivo porteño. Fundamenta: “Lo producido de las disposiciones de los inmuebles conforme al artículo 10, será destinado al desarrollo de obras de infraestructura, salud, educación, seguridad, vivienda, transporte público, movilidad sustentable, ampliación de la red de subterráneos, proyectos de inversión y cultura, no pudiendo ser utilizados para el financiamiento de gastos corrientes”.

Si bien no fue aprobado en la última sesión ordinaria, el espíritu rematador está latente en otra ley, validada en julio. Se trata del lote ferroviario de 2.950 metros cuadrados entre las calles Anchorena, Bartolomé Mitre, Jean Jaurés y las vías del tren Sarmiento. En este sitio hubo un lugar de apuestas para carreras de caballos. 

Es uno de 12 inmuebles transferidos desde el Gobierno nacional al porteño para rematarlos y conseguir fondos a fin de cancelar la deuda por la cual se construyó parte del Paseo del Bajo (Ley N° 6.131).

Hay dos lecturas con respecto de este inmueble. Una es política y coyuntural. La semana pasada el reelecto jefe de Gobierno de la Ciudad, Rodríguez Larreta, se reunió con el entrante presidente de la Nación, Alberto Fernández. Por estos días se habla sobre el acuerdo mutuo (gesto de dejar la grieta de lado, al menos por un tiempo) para sacar las rejas plegables de plaza de mayo, pese a que llevan menos de un año, tras la puesta en valor del espacio público, ícono porteño y cabeza del Eje Cívico (de Congreso a Casa Rosada por avenida de Mayo).

También se habló sobre los viaductos del tren Mitre y San Martín. Esto implica las deudas que contrajo Nación para hacerlos, pero que al tiempo (por falta de fondos) delegó en Ciudad. La estrategia, como el Paseo del Bajo, fue transferirle la tenencia de terrenos (también para evitar debates en el Congreso de la Nación) a la CABA, donde la Legislatura tuvo hasta el 10 de diciembre 34 de los 60 votos en manos del oficialismo.

Del 10 de diciembre en adelante Vamos Juntos (Juntos por el Cambio) queda con 26 bancas propias y depende de 9 de Evolución (radicalismo) y el partido socialista (dos bancas). Los remates en la Policía Montada de Palermo se frustraron porque el sector ligado a la UCR capitalina no puso los votos necesarios. La Coalición Cívica (dentro de estos 26 y 34 votos) se abstuvo en otros proyectos ligados a los remates. Esto muestra que el oficialismo ha perdido poder de fuego hacia los tiempos venideros.

La segunda lectura tiene que ver con el Parque de la Estación. Los vecinos que pidieron su construcción allá por el año 2000 incluían a la hípica dentro de la parquización, ya que también es un terreno ferroviario que estuvo en manos del Sarmiento.

La concesión a la hípica obedece al espíritu de época por el cual el actual parque de Gallo y Díaz Vélez antes era un complejo de canchas de fútbol y un depósito de bebidas, entre otros usos.

Los vecinos tras su lucha de dos décadas lograron en 2016 la sanción de la Ley N° 5.734 que crea el parque, retomando una ley de 2014 que declara Urbanización Parque a los lotes ferroviarios del Sarmiento (ex playa de maniobras).

En el presente los vecinos que lucharon por el Parque están activos por hacer actividades abiertas a la comunidad y consolidar lo construido. Sin embargo, no amainan en su deseo de logar a futuro la parquización de los terrenos de Mitre, entre Anchorena y Bustamante, en la actualidad en uso del personal del tren.

De hecho, en tierras de la hípica es donde se proyectaba el memorial por Cromañón, el cual se construye en Agüero y Perón, dentro del Parque. La idea era que este homenaje esté en la cercanía a Mitre 3060, donde el 30 de diciembre de 2004 se produjo el incendio en el recital de Callejeros por el cual murieron 194 personas y hubo miles de personas con secuelas psicológicas y físicas. Frente a este inmueble al poco tiempo se montó un santuario, hoy devenido en plazoleta con murales, estatuas y fotos de los fallecidos.

La noticia del remate de la ex hípica marcó una desazón, pero a la vez la certeza de que es necesario mantener el reclamo activo por generar un Parque de la Estación hacia el otro lado de la vía, hacia el lado sur.