EL PARO QUE NO FUE

En una maniobra de gestión se logró encausar el conflicto que amenazaba con un paro del principal medio de transporte de la Ciudad de Buenos Aires. El sindicato docente y empleados de algunas dependencias estatales acompañaban la medida.

La Subsecretaría de Trabajo, Industria y Comercio  de la Ciudad, que conduce Ezequiel Sabor, informó que se levantó el paro de subtes en la línea D y que se suspendió la medida de fuerza anunciada en todas las líneas para el martes.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro y la empresa Metrovías llegaron a un acuerdo para continuar con las negociaciones sobre varios reclamos efectuados por los trabajadores.

La cartera laboral  dispuso una nueva audiencia.

El Subsecretario de Trabajo, Dr. Ezequiel Sabor, manifestó: “Celebro el esfuerzo realizado por ambas partes para avanzar en un acuerdo definitivo y que ha permitido que los usuarios del subte puedan volver a tener el servicio. El gobierno de Mauricio Macri sigue convencido de que el único camino para resolver los conflictos es  el diálogo”.

“Queremos informar que todos los presentes cerramos paritarias pero los porcentajes quedaron por debajo de la inflación. El propio Ministro de Hacienda calcula que la inflación estuvo 36 y 37 % todas las paritarias se cerraron en 31 %. Les planteamos a las autoridades la necesidad de una reactualización antes de fin de año. Queremos que lo que se consiguió en estos 10 años no se empiece a perder en estos 10 años. La autoridades no nos atendieron” planteó Roberto Pianelli Secretario General de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Pre Metro, horas antes en la Sede Central del Sindicato.

Este no fue el único tema. “Queremos denunciar que METROVIAS y SBASE están intentando una vez más volver a generar un fraude laboral. Tercerizar áreas de mantenimiento del subte. Tienen una actitud de bajar el nivel salarial de esa manera contratando personal fuera del convenio. A parte queremos que la suma que solicitamos sea fuera de ganancias. Es necesario sentarse a discutir este impuesto por que las escalas desfasadas generan una gran injusticia. Esto genera un malestar muy grande entre los trabajadores. Este impuesto tiene que ser para los altos salarios, no para los que están bajo convenio colectivo” agregó Pianelli.

En un tono mucho más político habló Eduardo López, Secretario General de UTE. “El Ministro de Hacienda de la Ciudad de Buenos Aires dice que el IPC es de un 36 %, lo que no logré es que nadie le pregunte cuanto le pagó a los trabajadores. Nos pagó 31 %. Entonces una de dos o Macri exagera con la Inflación o Macri ajusta en la Ciudad Buenos Aires. Tiene que coordinar lo que dice como candidato a presidente con lo que hace como Jefe de Gobierno. Nosotros le llevamos el informe del Ministro de Hacienda al Ministro de Hacienda”. El gremialista aclaró que los docentes acompañan la medida con asambleas en todas las escuelas aunque sin paro. Convocó a todos los que quedaron afuera de las inscripciones on line. También informó sobre una jornada a realizarse en la escuela Isauro Arancibia

Por último hizo uso de la palabra Humberto Rodriguez, secretario adjunto de ATE. “Para los trabajadores el aumento fue del 28 %. Si nos manejamos con los números que dice Macri estamos un 10 % abajo. Además hay miles de trabajadores que están precarizados. Tenemos un salario básico de $1800. En las asignaciones familiares lo que se cobra por hijo es $270. En la ciudad de Buenos Aires hay 60 mil trabajadores precarizados y 10 mil sin contrato”

Más allá de las denuncias planteadas, la intervención del Poder Ejecutivo logró frenar las medidas y todo parece indicar que no habrá paros en lo que resta del año.