El Gran Rivadavia será un espacio INCAA

Desde fines de noviembre, el Cine Teatro incorporará proyecciones cinematográficas a su oferta de actividades. La sala, con capacidad para 1500 personas, contará con tecnología de punta y entrada a precios populares. “Era la frutilla del postre que nos faltaba luego de la reapertura en abril del espacio de teatro” aseguró Gabriel De Bella, integrante del grupo por la recuperación del Cine.Este martes 6, el ministro de Economía Axel Kicillof y la presidenta del INCAA, Lucrecia Cardoso, firmaron un convenio para reabrir la sala del Cine-Teatro Gran Rivadavia de Floresta como Espacio INCAA. La nueva sede comenzará a proyectar en noviembre y la espectacular sala, con capacidad para 1500 personas, contará con equipos de última generación: sonido 7.1, digital y una antena en la terraza para recibir la películas a través del satélite.

A diferencia de la oferta del cine Gaumont, en el Gran Rivadavia, además de las películas nacionales, se proyectarán películas extranjeras y las entradas tendrán precios más elevados que las del Espacio principal del INCAA pero sensiblemente más bajos que los de las grandes cadenas. A su vez, los estudiantes y jubilados pagarán el 50% del costo todos los días.

La firma del convenio se enmarca en las políticas de recuperación de salas de cine en la Ciudad de Buenos Aires que promueve el INCAA junto a un colectivo de vecinos, destinadas a reconocer la importancia de estos espacios para la comunidad y su incidencia en el desarrollo cultural del barrio.

La sala, inaugurada el 12 de mayo de 1949, permaneció operativa hasta el año 2004. Luego de años de abandono, los vecinos del barrio lograron que en 2011 la Legislatura declarase al Gran Rivadavia “Sitio de Interés Cultural”.

Pero fue a comienzos de este año cuando el cine teatro fue puesto en marcha nuevamente a partir de un emprendimiento privado. La inversión de sus nuevos dueños se enfocó en la construcción de un renovado escenario y parrilla teatral, nuevos camarines, instalación de aire acondicionado y de un moderno sistema anti-incendio. A partir de florecuieron en la cartelera obras de teatro y espectáculos de primer nivel. Con la incorporación de las proyecciones, el Gran Rivadavia vuelve a su viejo esplendor. “Era la frutilla del postre que nos faltaba” se entusiasma De Bella quien asegura que la intención es que haya actividad los siete días de la semana.

“Nosotros como vecinos terminamos nuestra lucha, ahora ¿qué vamos a hacer?” se pregunta satisfecho Gabriel, quien aclara que ya desde abril, cuando reabrió el Teatro, los vecinos que participaron en la pelea por la reapertura del Gran Rivadavia durante tantos años terminaron conformando una ONG donde difunden cine. “Hace tres años tenemos nuestro propio ciclo de cine de octubre a diciembre. Ahora podemos ampliarlo y hacer un festival. Ya estamos hablando con la gente del INCAA” asegura entusiasmado.
Consultado sobre qué pelicula debería reabrir la sala de cine, Gabriel no lo duda: El Clan. Tal vez, en sólo semanas, su deseo se haga realidad.

Deja un comentario