El Gobierno porteño desmanteló el Jardín del Ramos Mejía

El ejecutivo porteño vació el Jardín del Hospital Ramos Mejía.

Desde la Multisectorial del establecimiento educativo sostienen que ayer terminaron de llevarse los elementos del inmueble de la calle Venezuela y aseguran que el jefe de Gobierno porteño está “lejos de defender la educación”.

La lucha de los vecinos por la Escuela Infantil N°6 D.E.6 de Balvanera tiene ya larga data. Luego de que la Ciudad intentara mudarlos a un nuevo edificio en Manzana 66, sobre Catamarca, lograron que la Justicia falle a su favor el año pasado e inste a la administración porteña a reacondicionar y reabrir el Jardín del Ramos en su emplazamiento original. Sin embargo, la comunidad educativa sigue denunciando que desde el GCBA estuvieron retirando materiales progresivamente en medio de la pandemia y las clases virtuales.

La Multisectorial por el Jardín del Ramos denunció que ayer el Gobierno porteño finalizó el desmantelamiento de la institución, incumpliendo el fallo judicial del 3 de marzo de 2020. En este sentido, manifestaron que Horacio Rodríguez Larreta “lejos está de defender la educación”. Laura Valdéz, una madre, le contó a Abran Paso que personal del GCBA retiró los carteles de ingreso a la escuela, el escudo escolar y una bandera que habían dejado. 

“Lo que estamos viendo es de ingresar una nueva documentación con esto que pasó al Juzgado 18, y esperar el fallo. El Gobierno de la Ciudad está pidiendo que la causa se declare abstracta, porque el colegio no dejó de funcionar, sino que se está desarrollando en Catamarca y Moreno”, explicó Laura.

En esta línea, desde la Multisectorial afirmaron: “Ningún funcionario se atrevió a cerrar un establecimiento formativo hasta que él y la ministra Soledad Acuña se unieron para desfinanciar y avasallar la educación pública. Le exigimos que cese de provocar a la comunidad educativa con estos atropellos y cumpla la resolución judicial para recuperar 350 vacantes de Nivel Inicial en la Ciudad”.

Quienes defienden el mantenimiento de la Escuela Infantil N°6 en Venezuela 3158, no solo lo hacen para el beneficio de los trabajadores en cuanto a su localización sino porque la construcción de un nuevo jardín en Manzana 66 (y no una mudanza) incrementa la capacidad del sistema público para cubrir la demanda de inscriptos, en uno de los niveles donde más se necesitan nuevos cupos y en una de la comunas con más habitantes en CABA.

“Nosotros, dentro de todos los papeles que presentamos en la causa, ponemos que el jardín de Catamarca no debía alojar el del Ramos, sino que tenía que ser un jardín de creación. Y ellos, mediante la famosa Resolución 3968 del mes de noviembre de 2019, habilitaron ese espacio para que vaya el Ramos ahí, sin pasar por la legislatura, que ya había aprobado que esa sea una escuela nueva”, denunció Valdéz.