El dengue circula en todas las comunas porteñas

El mosquito del dengue sigue creciendo en la Ciudad de Buenos Aires y no se están realizando campañas de prevención. 

En lo que va del año los casos confirmados de dengue son mucho mayores que en años anteriores y se prevé que va a ir en aumento. Los últimos reportes dan cuenta que la presencia del vector aumentó considerablemente y llegó a todas las comunas porteña.

En su último Boletín Epidemiológico, el Ministerio de Salud porteño advirtió que la Ciudad se encuentra en un estadio de «riesgo alto» en relación a las Enfermedades de Transmisión por el Mosquito Aedes Aegypti (ETMAa), lo que implica una circulación viral confirmada de casos de dengue, chikungunya, zika o fiebre amarilla.

El dengue es una enfermedad infecciosa tropical producida por un virus trasmitido por la picadura de las hembras infectadas del mosquito AEDES AEGYPTI. Existen cuatro serotipos del virus del dengue: DEN 1, DEN 2, DEN 3 y DEN 4.

Si un mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas sanas, les transmite esta enfermedad.

La primera vez que una persona es contagiada por cualquiera de estos cuatro virus, adquiere el dengue clásico, que es el más frecuente; nunca volverá a padecer dengue por el mismo virus, se inmuniza para toda la vida, pero sigue expuesta a los demás serotipos. Si la persona vuelve a ser picada por un mosquito portador de uno de los tres virus restantes, puede sufrir el dengue hemorrágico.

En el tipo hemorrágico el dengue puede ser mortal. Las personas que ya padecieron dengue en anteriores epidemias tienen más posibilidades de desarrollar un cuadro grave.

El dengue se presenta sobre todo en las zonas urbanas y semiurbanas. La hembra pone los huevos en recipientes con agua estancada y los huevos pueden durar un año en agua estancada. Para combatir el dengue es necesario eliminar los criaderos donde anida el mosquito: agua estancada de recipientes, cacharros, charcos, blocks de construcción, llantas, parques infantiles, y todos los lugares con objetos que puedan almacenar agua.

Desde el Plan estratégico para la prevención, control y vigilancia de Enfermedades Transmitidas por Mosquitos (ETM), consideran que no se están tomando medidas para impedir el avance del dengue en la Ciudad.

El Grupo de Estudios de Mosquitos de la UBA sostiene que actualmente en la Ciudad de Buenos Aires no se está cumpliendo con el plan de prevención contra el dengue y señaló que hay presencia de ese insecto en “prácticamente en todos los barrios, aún en zonas donde antes no se lo detectaba”.

Los barrios con focos mas importantes están en las comunas 4 (La Boca, Barracas, Parque Patricios, y Nueva Pompeya), 7 (Flores y Parque Chacabuco), 8 (Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano) y 9 (Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda). También es importante su presencia en Coghlan, Floresta, Monte Castro, Retiro, Vélez Sarsfield, Villa Del Parque y Villa Urquiza.

La mayoría de los infectados (191) son autóctonos de la Ciudad, no tenían antecedente de viaje a zonas con circulación viral reconocida. Los importados, 151 infectados había viajado a otras zonas o países donde circula el virus, declararon en su mayoría haber viajado a Paraguay.

La Ciudad tuvo varios años un importante número de casos del serotipo DEN 1 y pasó el período de inmunidad de un año, si vuelven a infectarse con DEN 2 o DEN 4 pueden hacer la forma hemorrágica.

Es por este motivo la urgencia que se tomen medidas para eliminar los  focos infectados. La prevención y eliminar todos los criaderos sigue siendo la principal herramienta en la lucha contra el dengue.