El Conservatorio Manuel de Falla exige un edificio propio

unnamed (1)Padres, alumnos y docentes de la principal institución terciaria de música del país, dependiente del Ministerio de Cultura de la Ciudad, denuncian que desde hace años las condiciones de cursada son muy deficientes y rechazan las soluciones “parche” que viene planteando el gobierno.

El Conservatorio Superior de Música “Manuel de Falla” es ya un ícono de la Ciudad. De ahí han egresado grandes figuras de la música argentina, reconocidas en todo el mundo. Sin embargo, desde 1919 hasta el día de hoy, nunca tuvo edificio propio.

Los reclamos en esa dirección llevan más de una década, pero nunca obtuvieron la respuesta buscada.

Así, en 2004 y luego de una importante pelea que dieron alumnos y docentes, la sede central del Conservatorio se mudó del segundo piso del Centro Cultural San Martín a un edificio ubicado en Gallo 238, lugar donde ya se encontraba el Conservatorio Superior de Música Ciudad de Buenos Aires “Astor Piazzolla” y con el cual comenzó a compartir espacio.

Ese, sin embargo, no fue el principal problema en un comienzo, sino la poca preparación que tenía el edificio para desarrollar la enseñanza de la música, con aulas que no estaban acustizadas, con paredes durlock, sin ventilación y hasta instalaciones eléctricas en mal estado.

Pese a todo, ambas escuelas funcionaron como pudieron hasta 2013, cuando el problema del espacio volvió a hacerse presente. En esta oportunidad el detonante fue la clausura del todo el tercer piso del edificio en vistas a realizar obras de mejoramiento.
El problema es que, desde esa fecha hasta la actualidad, las obras nunca se terminaron y ambos conservatorios funcionan con una considerable reducción de espacio.

Los estudiantes y docentes presentaron reclamos y pedidos de informes en la Legislatura en 2016 que nunca fueron tratados, hicieron presentaciones en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad desde 2012, realizaron festivales para dar a conocer su situación y hasta el momento no han obtenido respuesta favorable.
Para peor, la comunidad educativa del Falla denuncia que el Gobierno de la Ciudad publica en su página que las “obras” del 3er piso del edificio de las calles Gallo y Sarmiento están “terminadas”.

Ante esta situación, docentes y alumnos se declararon en Asamblea permanente hasta no obtener una solución a sus demandas.

Sería fundamental que los funcionarios dejen de desafinar y, antes que cumpla sus primeros 100 años, le den al Conservatorio la sede que se merece.