Las centrales sindicales se movilizaron a Plaza de Mayo

Gustavo Funes describió la manifestación convocada por la CTA conducida por Pablo Micheli, y la CGT liderada por Hugo Moyano y analiza los planteos que puso arriba de la mesa la convocatoria y su programa.

“Como hecho de importancia es la movilización a plaza de mayo el día 10 convocada por la CTA, la CCC con trabajadores camioneros, me parece que ha sido muy importante en su numero, de una gran participación. Ha sido muy importante enmarcar desde un punto de vista del programa en el sentido de ir buscando puntos del programa que permitan poner sobre la mesa y manifestar en la calle las necesidades populares, con una actitud independiente desde el punto de vista del reagrupamiento, y desde ahí me parece importante no escatimar esfuerzos y golpear juntos a todos los sectores que haya que golpear juntos, en el sentido de seguir avanzando en la lucha contra la política del gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner y también seguir avanzando en denunciar esta política y cerrándole paso a todos los aprovechamientos que puede tener desde el punto de vista de otros sectores que fogonean pero que en realidad quiere sacar provecho con políticas devaluacionistas.

Estas movilizaciones sirven para ir reagrupando alrededor de un programa popular, antiterrateniente, antiimperialista y en este punto un tema de gran importancia que es un nuevo asesinato a un campesino sin tierra como el caso de la semana pasada en Santiago del Estero (Miguel Galvan) por parte de sicarios bancados por terratenientes o empresas agropecuarias sojeras que directamente matan a sangre fría, y lo que hemos repudiado esa política de sojizacion y pro terrateniente que se lleva adelante desde el gobierno nacional y gobiernos provinciales tiene que estar en la agenda de los sectores populares y me parece que desde ahí es importante remarcar la rápida movilización, y pedir que se vaya a fondo en juicio y castigo a los responsables y sobre todo pedir que se terminen estas políticas en las que se benefician y engordan estos terratenientes asesinos y que se manejan impune, porque en el caso de Santiago del estero el gobierno kirchnerista que maneja la provincia mantiene impune a estos asesinos pero que a la vez sabemos que no son muchos los que salen a repudiar todos estos actos. Por eso me parece que estos hechos son importantes para ir prefigurando un reagrupamiento con un programa antimperialista, que el movimiento obrero vaya al encuentro de grandes sectores, que comulgan con el peronismo pero que no están de acuerdo con los jerarcas sindicales que dirigen los gremios, están de acuerdo a hacer frente a esta política pero no quieren terminar presos ni en los brazos de otros sectores que no llevan agua para su molino.

Lo del 10 muestra una política de lucha pero que tiene independencia en relación a esa polaridad en relación a la política del gobierno y los programas de lo que uno va viendo de los ejes que van a predominar en el próximo cacerolazo del 8 de noviembre. Los organizadores tienen un programa muy claro, basta con ver en Facebook. Es la piedra en el zapato en la medida que necesita el gobierno, porque el programa que levantan es un programa que no abarca a los sectores populares, si bien pueden manifestarse como lo hicieron en el cacerolazo muchos sectores descontentos, pero lo que va predominando desde el putno de vista de lo que se muestra le da pie a un anibal fernandez, como anda twiteando por ahí para que los tipos puedan decir que son antidemocráticos, entonces si el eje va a ser la libertad, tiene mas que vercon lo que esta armando clarín el 7 de diciembre que con lo que vive el pueblo.

Entonces estos hechos como el del 10 que debatan un determinado programa me parece que eso es importante que se vaya engordando, no para que sea la unidad matemática juntando todo (las manifestaciones diversas). No somos todos lo mismo. Es importante separa la paja del trigo, inclusive dentro de lo que son los cacerolazos.”

El otro tema de la semana sin duda por un lado el fallo que convirtió al aborto no punible en ley dentro de la ciudad de buenos aires y su posterior veto por parte del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri: Sobre este tema, Gustavo funes sostiene que “las aberraciones del gobierno macrista con apoyo de la iglesia en cuanto al tema de esta reivindicación democrática y necesaria desde el punto de vista de la mujer da cuenta de políticas retrogradas. Se ha tenido una respuesta importante en cuanto a las movilizaciones de muchas organizaciones para repudiar el hecho de lo que había pasado y los aprietes inclusive que había recibido esta chica en su casa de sectores de la iglesia para que no concurriera al hospital.”