Dos robos en menos de una semana en una escuela de San Cristóbal

Se trata del Normal 8. La comunidad educativa reclama al Gobierno de la Ciudad que arbitre los medios que considere pertinentes para garantizar el cuidado y protección del Patrimonio Escolar.

Solo cuatro días de diferencia hubo entre los hechos delictivos sucedidos en los dos edificios que componen la Escuela Normal Superior Nº8 “Presidente Julio A. Roca” de la Comuna 3: el primero sucedió entre el jueves 11 y el viernes 12 en el establecimiento de La Rioja 1042, y el segundo ocurrió el martes 16 en el anexo ubicado en Carlos Calvo 3150. Docentes y vecinos denuncian que nunca se repusieron los caseros y que tampoco se ejecutaron otras medidas de seguridad.

Según le contó el personal del colegio a Abran Paso, cuando llegaron al lugar el viernes 12, ya que se hacía entrega de las Canastas Nutritivas, notaron desde afuera que habían entrado al lugar. Luego de que llegó la policía, ingresaron y se encontraron con puertas forzadas con las trabas destrozadas y vidrios rotos. Días después, el rector del establecimiento educativo fue a buscar una computadora al anexo de Carlos Calvo, y al llegar notó que las puertas estaban palanqueadas.

“En menos de una semana entraron en los dos edificios, y no es tanto lo que robaron sino lo que rompieron: destrozaron puertas, ventanas y puertas de armarios. El problema es que no hay casero, no repusieron esos cargos en muchas de las escuelas de la Ciudad. Y ahora hay mucha desolación. Yo, los días que tengo que ir a la entrega, que son los viernes cada 15 días, tengo miedo de ir caminando a la escuela”, expresó una de las trabajadoras.

Sin embargo, los hechos de inseguridad no son nuevos. En 2017 el edificio de Carlos Calvo sufrió un gran robo, en donde se llevaron computadoras, cosas de los armarios y plata. “En épocas normales de clases, uno ingresa a la escuela y se encuentra con que, de la noche a la mañana, entró gente al predio, porque te saltan la reja así nomás. Incluso el Carrefour que está a unas cuadras (Gral. Urquiza 1015) ha sufrido varios robos.Una vez nos tocaba hacer una evacuación programada, y tuvimos pasar rápido por ahí porque estaban robando, o sea que es una zona complicada. No ves mucha policía cuando hay clases y ahora no ves ninguna”, comentó.

También agregó que el mismo martes, el personal del Normal 8 era el que estaba intentando arreglar las puertas para poder volver a cerrarlas. En este sentido, manifestó que “las soluciones del Gobierno de la Ciudad son un poco precarias”, y enfatizó: “Estamos acostumbrados a que las soluciones nunca son las que queremos, o las que pensamos que son las mejores. Pero si no van a poner a nadie a cuidar las cuadras, hacer mucho arreglo es medio difícil. Pero bueno, por lo menos que le pongan una madera a la puerta que tiene el vidrio roto, de manera provisoria, porque cuando vuelvan los chicos la escuela tiene que estar en condiciones”. Con todas estas demandas, desde la comunidad educativa realizaron un formulario virtual, en busca de apoyo a los reclamos por mejoras en la seguridad del barrio.