Descubrimiento Arqueológico en la Comuna 8

Con elementos arqueológicos de los siglos XII y XIII encontrados en Villa Riachuelo se puede reconstruir la flora, la fauna, la temperatura, el medio ambiente y las condiciones ecológicas de estos primeros pobladores de Buenos Aires.

Las muestras están distribuidas en una estantería del Centro de Arqueología Urbana de la Universidad de Buenos Aires, ubicado en la Av. Intendente Güirlaldes 2160, 4° piso, Pabellón III, Ciudad Universitaria.
El Centro de Arqueología Urbana (C.A.U.) fue creado por el Consejo Directivo de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires en 1991, a partir de su precedente Programa de Arqueología Urbana, que funcionaba desde 1987. Fue establecido con el objeto de estudiar arqueológicamente la ciudad de Buenos Aires, difundir los conocimientos producto de esa tarea y proteger las colecciones de materiales históricos recobradas.

Arqueólogos argentinos y españoles realizaron uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes para conocer la historia de la Ciudad de Buenos Aires; encontraron la aldea más antigua de la Ciudad en el Barrio de Villa Riachuelo.

Los elementos encontrados son de los siglos XII y XIII y demuestran que en la zona vivían cazadores recolectores. Se realizaron 38 excavaciones, en las que se encontraron utensilios, flechas y rastros de arquitectura en madera. Según expertos este descubrimiento cambia la historia porteña.

Primero hallaron fragmentos de vasijas de cerámica, piezas que los indígenas usaban para cocinar y servir la comida. Luego encontraron puntas de flechas, cuentas de collares, vértebras de guanaco, falanges de venados de las pampas y la cáscara de un huevo de ñandú, entre cientos de elementos.

Las excavaciones fueron realizadas en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez y en el Parque Ribera Sur. También encontraron huellas de postes en los que se apoyaban las casas. Todos estos rastros les permitieron confirmar la existencia de un asentamiento prehispánico. La legitimación científica se completó hace dos meses, confirmando que la aldea es tres siglos anterior a la llegada de los españoles al Río de la Plata.

El equipo de investigadores está integrado por Daniel Schávelzon, investigador del Conicet y Director del Centro de Arqueología Urbana de la Universidad de Buenos Aires; Daniel Loponte, arqueólogo del Conicet y del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano y el  arqueólogo Ulises Camino.

El grupo de expertos se completa con restauradores de la Universidad del Museo Social, la Gerenta Operativa de Patrimonio de la Ciudad, Nani Arias y arqueólogos dirigidos por Agustín Azkarate, un prestigioso investigador de la Universidad del País Vasco.