Desarticularon el “Polo Falopero” de Balvanera

En el allanamiento múltiple, iniciado gracias a los reclamos de los vecinos, fueron detenidas cinco personas y se secuestraron dosis de cocaína listas para la venta.

En el operativo, en el que trabajaron en conjunto la Policía de la Ciudad y la Agencia Gubernamental de Control (AGC), fue desarticulada la banda de narcomenudeo de Once, o como los vecinos lo llamaban, el “Polo Falopero”. Tras cinco allanamientos que se realizaron en simultáneo (tres en domicilios de la calle Alsina y dos sobre Sarmiento) se reimplantó una faja de clausura en un hotel de 28 habitaciones que funcionaba como base de los hechos delictivos, se detuvo a los integrantes de la banda y se incautaron dinero, celulares y estupefacientes.

Las investigaciones habían comenzado luego de una serie de denuncias de los vecinos de Balvanera, gracias a las cuales intervino la división Operaciones Sur del departamento de Narcocriminalidad de la Policía  La organización Manzana 66 fue una de las principales canalizadoras de los reclamos de la zona. En diálogo con este medio, el coordinador de la agrupación, Alberto Aguilera, expresó: “Fue un despliegue impresionante, hasta hay un camión con canes. Se allanaron direcciones que eran muy problemáticas para el barrio a lo largo de varios años. Se veía a la gente contenta porque se sacó gente que era una molestia. No se podía tener vendedores de droga en la puerta del colegio Zapiola o el Mariano Acosta. Generaban movimientos y gritos toda la madrugada. Ver todo ese despliegue de la policía por fin tranquilizó y alegró a todos”.

Fueron detenidas cinco personas y secuestraron 78 envoltorios de nylon de diversos tamaños con cocaína totalizando 150 gramos, dos balanzas de precisión, 86.350 pesos, nueve teléfonos celulares, tablets, notebooks, cuadernos con anotaciones de interés para la causa y dos fajas de clausura del Gobierno porteño. También reimplantaron en el hotel la clausura que había sido violada.

En cuanto al rol de Manzana 66 en el proceso, Alberto manifestó que ellos buscaban amplificar los reclamos, funcionando como nexo entre los funcionarios y ciudadanos. “No es que Manzana 66 se apropie de una lucha. Yo vivo fuera del Polo Falopero y sin embargo lo vivo, por lo que me dicen los vecinos. Acá el tema es que ellos pusieron la cara, eso es importantísimo”, enfatizó, a la vez que reconoció el trabajo de Ruth Landerreche, Directora General de Articulación Comunal y Participación Ciudadana en Comisarías del Gobierno de la Ciudad; Maximiliano Piñeiro, Director de Seguridad Comunal e Investigación Criminal; y Eve Sánchez, la agente territorial del Ministerio de Seguridad, que iba los fin de semana a Balvanera a trabajar con ellos.

“Yo estaba muy preocupado porque la gente ya no tenía problemas en pelearse, tirarles baldes de agua o correr a palos a los delincuentes. El argumento era que como el gobierno no hace nada, entonces podíamos hacer lo que queríamos, y no es así. Tenemos que buscar, forzar. Tuvimos muchísima suerte este año con la gente que contactamos. Si bien están los figuretis, nos encontramos funcionarios que pelearon a la par nuestra”, agregó.