Denuncian despidos en la Cerámica San Lorenzo

La Federación Obrera Ceramista de la República Argentina y el Sindicato Obrero de la Cerámica de Azul comenzaron un paro total en la planta de Azul de la empresa Cerámica San Lorenzo.

La medida que es acompañada solidariamente con un paro de cuatro horas por turno en las plantas del mismo grupo empresario ubicadas en Puerto Madryn, San Juan y Villa Mercedes, San Luis.

El paro se origina en la decisión patronal de cerrar dos sectores de su planta de Azul, pretendiendo desvincular más de un centenar de obreros ceramistas. La empresa justificó esta medida en una supuesta crisis económica, pero no ha podido demostrarlo en el marco del expediente administrativo correspondiente. Muy por el contrario, se trata de una poderosa empresa extranjera, el grupo Etex con sede en Bélgica, Europa, que posee 118 plantas en 43 países, como informa en su propio sitio web.

Queda a la luz entonces que se trata de una decisión empresaria cuyo principal objetivo consiste en reducir salarios, modificar condiciones de trabajo, reemplazando trabajadores antiguos y de convenio por mano de obra barata, y disciplinar por el temor a la desocupación. A ello debe sumarse el inicio de una persecución hacia los delegados en todas sus plantas.

En el marco de este conflicto el Ministerio de Trabajo de la Nación ha dictado la conciliación obligatoria, pero después de varias audiencias sin ningún tipo de respuesta de parte de la patronal, y habiéndose vencido el plazo de la misma, los trabajadores y a su organización gremial ejercieron el derecho de huelga.

Matías Cremonte, abogado de los empleados afirmó a Abran Paso que “no se trata de una empresa que no tenga rentabilidad, solo quiere aprovechar la volada para ganar más plata”

Todo comenzó con un pedido de Procedimiento Preventivo de Crisis, la empresa no lo pudo acreditar y luego envió ciento veinte telegramas de despido. La decisión del grupo Etex es cerrar una línea de producción de una de sus plantas. “El sindicato no puede cuestionar la decisión empresarial de ampliar o reducir la producción o determinado producto, lo que no va a dejar que dejen a 120 trabajadores en la calle” destacó Cremonte.