Denuncian a una empresa en el barrio de La Boca

Vecinos del barrio de La Boca denunciaron los problemas generados por la actividad de la empresa  Silos Areneros Buenos Aires, que se dedica a la extracción de arenas, canto rodado y triturados pétreos y está ubicada en la calle Av. Don Pedro de Mendoza 905.

La empresa Silos Areneros Buenos Aires ocupa un importante espacio público y los vecinos denuncian problemas con el tránsito de una histórica e importante avenida como es la Av. Don Pedro de Mendoza, generando a su vez problemas en el funcionamiento de la bomba de control de inundaciones ubicada frente a los terrenos que la empresa ocupa. La circulación de camiones transportadores de arena estaría causando vibraciones que afectan la estabilidad y funcionalidad de las viviendas cercanas.

Esta actividad se estaría desarrollando sin las habilitaciones correspondientes, e incluso sin ajustarse a las normas del Código de Planeamiento Urbano y las disposiciones de la Red de Tránsito Pesado.

La utilización privada del espacio público de la Ciudad, con fines de lucro, ha ido creciendo en los últimos años. Terrenos catalogados UP en el CPU han sido concesionados a emprendimientos privados. Se limita así el uso de los espacios verdes, y se impide el debate público sobre el destino que debe darse a los terrenos disponibles, en función del tipo de desarrollo barrial que se pretenda.

Los vecinos quieren saber si los predios ubicados en la calle Brandsen, altura 15 y Pinzón esquina Av. Don Pedro de Mendoza, actualmente en uso por parte de la empresa mencionada, son de dominio de la Ciudad de Buenos Aires o lo han sido anteriormente. En tal caso, si se ha otorgado a dicha empresa permiso para usufructuarlos, de qué tipo de usufructo se trata, cuándo fue otorgado, con qué plazos y condiciones, y qué reparticiones otorgaron tal usufructo.

Además no está claro si se han realizado los estudios de impacto ambiental correspondientes para la actividad desarrollada en sendos predios (depósito de arena y pileta de lavado de arena respectivamente). En el mismo sentido, si cuenta con certificado de aptitud ambiental o existe un Plan de Adecuación aprobado por la Agencia de Protección Ambiental (APRA) tendiente a otorgar el mismo.

El diputado de la Ciudad presentó un proyecto en el cuál solicita información sobre si está empresa recibió la autorización del GCBA para los usos dados a las dos áreas referidas, y si éstos se encuentran permitidos por el Código de Planeamiento Urbano. En especial, si el almacenamiento de arena y su manipulación de arena con palas mecánicas para su carga en camiones distribuidores es una actividad permitida en esa zona de la Ciudad. En caso de no contar con autorización para tales fines, si la Agencia de Control del GCBA se ha pronunciado respecto de tal situación.

El diputado también denunció que la citada empresa tuvo en los últimos meses un allanamiento judicial con intervención de APRA, que diera por resultado la clausura de varios sectores de la misma. El motivo de las clausuras es porque que se encontró volcado a conductos pluviales y/o clandestinos.

Algunas alcantarillas pluviales de la calzada cercanas al sector donde realiza sus actividades la mencionada arenera, reciben cantidades significativas de arena, que pueden hacer peligrar el buen funcionamiento de la bomba de control de inundaciones para el barrio de La Boca.

Las vibraciones producidas por el tránsito de camiones de gran peso utilizados para el transporte de arena genera problemas sobre la estabilidad y funcionalidad de las viviendas que rodean el circuito de circulación de los mismos.