Demoler sí, protestar no

El Gobierno de la Ciudad demandó por 24 millones de pesos a la ONG Basta de Demoler por haberse opuesto a la construcción de la estación de subte de Plaza Francia, pese a que la justicia porteña avaló el reclamo de la organización y ordenó reubicar la estación.

En febrero de 2012 comenzaron trabajos de excavación en la Plaza Intendente Alvear para la construcción de la Estación “Plaza Francia” de la extensión de la Línea H del subte; simultáneamente, comenzaron a talarse añosos árboles y destruirse la histórica barranca. Frente a estos hechos, la ONG Basta de Demoler, junto con la historiadora especializada en paisajismo Sonia Berjman, presentaron un amparo para detener las obras, el cual fue concedido como una medida pre-cautelar por el Juez Scheiber y posteriormente confirmado por el juez Zuleta.

Los fundamentos presentados por los amparistas se basan en que la Plaza Alvear está declarada Área de Protección Histórica, que prohíbe la extracción de árboles y especies vegetales y la modificación del diseño, caminos y senderos. También se argumentó que la Ley 317, que establece la traza de la Línea H, determina que “la línea continúa hasta Recoleta, donde se encuentra la estación Plaza Francia, en la plaza homónima, en inmediaciones de Av. Del Libertador y la Facultad de Derecho”; es decir, en frente de la ubicación donde comenzaron las obras a cargo de SBASE.
Basta de Demoler cuestionó además que las bocas de acceso, además del daño ambiental a la plaza, no se ubicaban en la zona de mayor afluencia de pasajeros (hacia la Facultad de Derecho y el Centro Municipal de Exposiciones), sino hacia la plaza, lo que generaría un importante aumento en el flujo de pasajeros que desvirtuaría el carácter de esparcimiento de la plaza para transformarla en un nudo peatonal.
Mientras la obra estaba paralizada, la Legislatura comenzó a tratar un proyecto para relocalizar la estación en las cercanías de la Facultad de Derecho y el Centro Municipal de Exposiciones bajo el nombre de “Estación Facultad de Derecho”, integrando a las paradas de colectivos existente, y con conectividad a futuras estaciones de las líneas del ferrocarril Mitre, Belgrano Norte y San Martín, para continuar por debajo de la Villa 31 y conectar con la Línea C en Retiro.
Finalmente, en julio de 2013, SBASE decidió hacer lugar al reclamo: relocalizar la estación y recuperar la Plaza Intendente Alvear. Hoy en día, la plaza está recuperada y es Ley el proyecto que proponía un diseño superador con conectividad a la Línea C en Retiro.
Gracias a este amparo, la plaza hoy está restaurada y accesible a todos los ciudadanos, y la estación esta empezando a contruirse en los predios de la Facultad de Derecho, tal cual fue la pretensión de la ONG Basta de Demoler.

Sin embargo el Gobierno de la Ciudad presentó una demanda por “daños y perjuicios” con inhibición general de bienes contra la asociación civil, contra su vicepresidnte, Santiago Pusso y contra Sonia Berjman, todos ellos amparistas en la causa.
Según el Gobierno, la intención de los amparistas fue “con el solo propósito de obliterar una obra pública destinada a la prestación de un servicio público”; se agrega que estos procesos obstruccionistas “sólo pueden concebirse en el marco de una acción política que, so pretexto de proteger el medio ambiente, se dirigiera a impedir o entorpecer la gestión de gobierno y las obras dentro de la Plaza Alvear”.
La demanda recayó en el Fuero Contencioso Administrativo y Tributario N° 6, secretaría 12, a cargo de la jueza Patricia López Vergara. La inhibición de bienes fue rechazada, siendo apelada por el GCABA y encontrándose a la espera de la resolución de la Cámara de Apelaciones.

Para Carmen Arias Usandivaras, presidenta de la ONG, la medida intenta domesticar a los cuidadanos. “Es una demanda injusta y arbitraria y una manera de intimidar a las organizaciones y a los ciudadanos a efecto de que no interfieran en las acciones de gobierno”. Usandivaras se mostró confiada aunque reconoció que es preocupante que la demanda es a dos personas en particular, y en el caso de Sonia Berjman, la situación se torna más ridicula al enterarnos que la paisajista fue convocada por el propio gobierno de la ciudad para la restauración de la Plaza una vez que la obras fueron detenidas. “Cuando el gobierno de la ciudad da marcha atrás la llama a ella para que la asesore, y fueron ellos los que se ocuparon, por eso llama mucho la atencion que la demanden en forma personal”
David contra Goliat
Lo sideral del monto demandado contrasta con el presupuesto que maneja Basta de demoler. “Nosotros tenemos tal vez un patrimonio de 3 mil pesos mensuales que lo logranos gracias a donaciones de la gente. A nosotros no nos ayuda ningun fondo buitre, ni nos donaron casas, ni nada…” afirma Carmen. “Es David contra Goliat, pero ya sabemos quien ganó”.