Debates comunales: varias ideas concretas pese a los lugares comunes

En el set. Los candidatos de todas las comunas exponen sus ideas y debaten con sus rivales políticos.

Es la primera vez que en la CABA hay un espacio para que los aspirantes a las 15 Juntas Comunales den a conocer sus propuestas.

Esta semana inició el primer debate oficial de candidatos para las 15 Juntas Comunales. Fue impulsado por la Justicia electoral, en base al Código Electoral porteño, creado el año pasado. Sirve para dar a conocer a la ciudadanía las ideas de los aspirantes a comuneros. Se pueden ver por el Canal de la Ciudad o por Youtube. 

Tras las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto, quedaron habilitadas cuatro fuerzas políticas para los comicios generales del 27 de octubre: Juntos por el Cambio, Frente de Todos, Consenso Federal, Frente de Izquierda y de los Trabajadores-Unidad. 

De este modo, el set televisivo de Esparza 37, límite entre Almagro y Balvanera, lució cuatro atriles para cada fuerza. Los encuentros iniciaron el miércoles 2 de octubre y se extenderán hasta el día 10. En cada jornada debaten durante una hora los primeros candidatos de tres Comunas. El 10 de octubre se hará el debate de candidatos a jefe de Gobierno y el día 7 es para los aspirantes a la Legislatura; ambos encuentros se hacen desde las 21. 

La dinámica de “La Ciudad Debate” para los candidatos a las Juntas consiste en exposiciones breves bajo los ejes temáticos de Descentralización y Obras comunales. El debate incluye un apartado para que se hagan preguntas entre candidatos. Los moderadores son los periodistas Jorge Fernández Díaz y Diana Deglauy.

Debate en la Comuna 3 

Los candidatos de la Comuna 3 (Balvanera y San Cristóbal) debatieron el miércoles 2 de octubre, primera jornada oficial: Silvia Collin (JxC); Gabriel Zicolillo (FdT); Ricardo del Valle Romero (CF); Cristian Henkel (FIT-u).

En líneas generales, se percibió una fuerte polarización entre los candidatos de Juntos por el Cambio y Frente de Todos, quienes llevaron adelante las polémicas en torno a problemáticas locales. 

Por ejemplo, en cuanto a salud Collin defendió la gestión del Gobierno porteño: “El acceso a la salud es central, que sea de proximidad. Por eso se modificó la guardia del Hospital Ramos Mejía (Urquiza y Agrelo), se reforman los quirófanos y salas de terapia intensiva”.

Zicolillo refutó: “El Ramos no tiene vacunas, los Centros de Salud y Acción Comunitaria (CeSAC) no tienen insumos. Después de 12 años, este Gobierno gestionó la ciudad más rica del país de espaldas a lo público”.

También hablaron de los manteros. Collin defendió que Ciudad haya expulsado a los puesteros de la avenida Pueyrredón, haya capacitado a varios y los haya mudado a los galpones de Perón y Boulogne Sur Mer (Feria de la Estación) y en La Rioja e Hipólito Yrigoyen (Feria de Once): “Hemos encontrado espacios dentro de la Comuna para que se ejerza la venta (de los ex manteros). Se abrieron canales de consenso, se ofrecieron alternativas para que todos podamos realizar nuestras actividades”.

Zicolillo dijo: “La peor solución fue mandarlos a un galpón donde no entra nadie. Se dieron cuenta que estar ahí era inviable”. Se refiere a que en ambas Ferias hay descontento por las condiciones edilicias de los lugares y muchos prefieren volver a vender en la calle, incluso arriesgándose a ser detenidos o reprimidos por la Policía de la Ciudad. 

Sobre la descentralización misma hubo controversia. Collin, que  fue convencional constituyente en la reforma constitucional de 1994, dijo: “Es un proceso que es joven, contamos con la posibilidad de encarar y ejercitar los mecanismos de la Comuna”. Dijo que en la Sede Comunal 3 del shopping Spinetto (Moreno y Pichincha) los vecinos pueden hacer trámites desconcentrados. Dijo que la descentralización trata “no de grandes temas, sino del día a día” en beneficio del vecino.

Zicolillo dijo en estos ocho años de gestiones de comuneros (desde los comicios de 2011) no hubo “descentralización real” y que muchas de las tareas de los comuneros están retenidas en el Poder Ejecutivo porteño. También dijo que se debe fomentar la participación de los vecinos para que haya más gente en los Consejos Consultivos Comunales (en general asiste una veintena de personas a estas asambleas mensuales). 

En este tramo de la discusión Henkel dijo que el 27 de octubre los vecinos votarán una gran lista sábana porque se unificaron los comicios de Nación y Ciudad: “El debate de comuneros tiene límites insalvables porque ahora se discuten los grandes temas del país”. 

Propuestas pormenorizadas de los partidos 

El jueves Juntos por el Cambio, con su candidato a jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta a la cabeza, hizo un acto público para presentar más de 300 propuestas de gestión para los barrios porteños en caso de ganar las elecciones del 27 de octubre. 

La instalación de cámaras de vigilancia, la plantación de más árboles y la modificación de las comisarías (anunciadas en realidad el año pasado cuando nacieron las Comisarías Comunales y Vecinales) son una constante en todos los barrios. 

En la Comuna 3 lo más saliente es el fomento a un polo cultural en el Abasto, seguramente alentado por la realización del Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA) este verano. También se habló de poner en valor el Pasaje Carlos Gardel. La semana pasada este medio informó sobre los daños al patrimonio de esta cortada. En San Cristóbal sobresale la puesta en valor de los bajos de la Autopista 25 de Mayo, que en realidad obedece a una ley porteña que ahora se encuentra en proceso de licitación pública a cargo del Ministerio de Economía y Finanzas porteño.  

El Frente de Todos también, vía redes sociales, divulgó de forma pormenorizada propuestas para las Comunas. En la Comuna 3: inversiones para la Línea E de subte (Retiro-Flores-Premetro); construcción de dos jardines maternales en Balvanera y San Cristóbal; implementación de políticas eficientes para la gestión de residuos; creación de un centro comercial a cielo abierto en avenida Entre Ríos.

Debates en general

Al ver los debates de otras Comunas se aprecian algunas constantes. Por ejemplo, el reproche de la oposición por la falta de “descentralización real”. Los candidatos de Juntos por el Cambio apelaron a idas como “La descentralización lleva su tiempo”, “Hay que hacerla de forma responsable”, entre otros enunciados. 

Los momentos de preguntas daban lugar más a chicancas que a la exposición de ideas o propuestas. Fue una constante que los candidatos del FIT-U preguntaran a los del Frente de Todos por proyectos de ley votados entre el Frente para la Victoria y el PRO, aludiendo al antiguo “Pacto PRO-K” que denunciaban sectores de izquierda hace más de un lustro. Pese a que esa pregunta era del ámbito legislativo y no de lo comunal, en pocas oportunidades los candidatos del FdT hacían una defensa directa.

Otra situación casi calcada de los debates fue cuando los candidatos del oficialismo Juntos por el Cambio preguntaban a los del FIT-U qué gestión de seguridad plantean para reducir los delitos. En general, los candidatos de izquierda contestaban que JxC tiene una política represiva y que ellos apelan a la participación ciudadana y a la reducción de desigualdades. 

Hubo candidatos que nacionalizaron sus discursos, llegando a hablar de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), sin dar lugar a problemas territoriales. Eso les hizo perder peso frente a quienes dieron datos, fechas, cifras concretas de barrios y Comunas.

Por eso, estos primeros debates oficiales para los candidatos a comuneros se muestran como una nueva herramienta para exponer ante la ciudadanía el alcance de las Comunas y, de alguna forma, mostrar que no son solo los edificios donde se hacen trámites descentrados del Gobierno porteño.