Crónica de una reunión ruidosa / Un grupo de vecinos exigió respuestas por el cierre de escuelas nocturnas durante la visita de Horacio Rodríguez Larreta a Balvanera

Desde que el Ministerio de Educación de la Ciudad decidió cerrar escuelas nocturnas, las cosas parecen estar un tanto más complicadas para el Jefe de Gobierno, por lo menos en Balvanera. 2018 culminó con la inauguración de Manzana 66 Plaza de los Vecinos, pero el máximo líder del PRO en la Capital Federal, declinó su participación minutos antes, cuando observo las manifestaciones docentes. El inicio de 2019 parece encaminarse en el mismo sentido.

Ayer por la tarde, se juntaron unas 300 personas en el nuevo Amérian Congreso Hotel, de Azcuénaga 45, para llevar sus reclamos y escuchar las soluciones ofrecidas por Horacio Rodríguez Larreta. Él se ubicó en una banqueta alta, al frente del salón. Acompañado por el subsecretario de Vinculación Ciudadana Juan Pablo Arenaza, el presidente de la Junta Comunal 3 Carlos Brayaui y los comuneros Lucas Nuñez y Nicolás Mansilla, aclaró a los presentes que pretendía escuchar críticas más que reconocimientos para poder dar respuestas. Así fue.

Los organizadores del evento decidieron reservar los últimos 20 minutos de la reunión para las temáticas vinculadas a la seguridad, porque son las que tienen mayor demanda. Los temas más mencionados a lo largo del encuentro fueron los manteros, el estado de las veredas y la necesidad de aumentar y mejorar la calidad de parques y plazas en la zona.

El Jefe de Gobierno escuchó los primeros doce reclamos y realizó una intervención de diez minutos para responder. En la segunda tanda de intervenciones habló Alberto Aguilera de la Red de Vecinos Manzana 66 y planteó los problemas que tiene la iluminación de la plaza. Luego manifestó su preocupación porque no se colocó el cartel de construcción en el espacio donde va a estar la nueva escuela.

Minutos más tarde volvió a intervenir Rodríguez Larreta. “Te contesto “, le dijo a Aguilera. “La obra de la construcción del Jardín tiene programa para empezar las clases en marzo de 2020”. “Pongan el cartel, por favor”, afirmó el dirigente vecinal. “Lo vamos a poner”, le respondieron.

El Jefe de Gobierno parecía continuar con tranquilidad el hilo de su discurso, pero una señora se levantó en medio del salón y se hizo escuchar. “¿Y las nocturnas? Hablemos de las escuelas que se cerraron”, sostuvo. Al instante, un grupo comenzó a aplaudir. “Perdón, tengo que contestar otras preguntas”, aclaró Rodríguez Larreta, pero poco pareció importar. El canto de “las escuelas no se cierran” comenzó a sonar con fuerza en el salón. Otros vecinos les respondieron a los que cantaban, los insultaron y entonaron su propia melodía, “que se vayan, que se vayan”.

“Es el mismo grupo que siempre hace lío en las reuniones”, comentó el Jefe de Gobierno en medio del caos. Más tarde culminó el altercado con una promesa, “para los que preguntan respetuosamente, les informo que no se va a cerrar ninguna escuela”.

Hasta ahora sus palabras no se verificaron en el sistema de inscripción on line, ya que no figura la opción de inscribirse a la noche. Lo próximos días serán claves para solucionar el “error de sistema”.

Deja un comentario