Cromañón: liberaron a 10 de los 14 acusados

Fernando Soto, abogado querellante que representa a más de 350 familias de las víctimas, cuestionó la decisión de la Corte Suprema y se mostró escéptico ante la posibilidad de que se condene a los acusados.

¿Qué implica este fallo?

Es difícil de entender, porque es difícil de explicar. Estamos hablando de un juicio con 10 años de trámite, donde se condenó a funcionarios, a Villareal, a Chabán y al policía que cobraba coimas y se absolvió en el juicio oral a Callejeros. Luego la Cámara de casación condenó a Callejeros, agravó las penas de algunos funcionarios y se la bajó a otros. Apelaron a la Corte y la Corte aplicó una jurisprudencia, un tribunal internacional, que se llama Corte Interamericana de Derechos Humanos, totalmente nuevo, que considera que cuando una persona es absuelta en primera instancia o se le aplica una pena menor y luego en segunda instancia se lo condena o se agrava la pena, es nulo. Esto es algo absolutamente nuevo. De esta forma están diciendo, por ejemplo, que son nulos todos los juicios que se hacen normalmente en Argentina, y en Uruguay, Noruega o Estados Unidos y en todo el mundo. Y exigen que sea doble condena o triple apelación, cosa que no existe en nuestro sistema legal. Pero como Argentina firmó acuerdos internacionales con esta Corte, es obligatorio.

Una causa que tiende a la impunidad

Tenemos la Embajada de Israel, con muertos y sin condenados; la AMIA, con muertos y sin condenados; Cromañón, con Chabán, Algañaraz y el policía con condena firme, el resto, los funcionarios, en libertad, y no sabemos qué va a pasar aunque todo, lamentablemente vaticina que va a quedar prescripta, nula, o en nada. Esta es la realidad. Si contamos los delitos, que son coimas, co-hecho y estrago culposo por el incendio, por negligencia, son seis años cada uno. Sí la Corte dice ´está mal hecho, tenemos que anular el tiempo perdido´, entonces volvemos a lo que estuvo válidamente hecho, que fue el primer juicio que empezó en el 2008. Si son seis años, de 2008 a 2014 ya sucedieron. Estamos en prescripción, entre otros problemas que tenemos, porque si no prescribe ahora, tenemos el problema de que el tribunal nuevo que va a intervenir, porque la Corte ordenó que intervenga otro tribunal, nunca vio el expediente, y no es una carpeta que yo pongo arriba de tu escritorio y vos lo lees en un rato. Para darte un ejemplo: ¿cuánto se tarda en leer un diario completo, con los chistes y todo? ¿Un día? Bueno, imaginen 10 mil diarios, más o menos un millón de páginas. Es imposible, La Corte estuvo para revisar este caso un año y ocho meses. Casación estuvo un año y medio; o sea que para que se dicte algo nuevo, vamos a estar más de un año”.

Corrupción y complicidades

“No hay conciencia de la implicancia que tiene la corrupción en la vida diaria de la gente. La corrupción te mata y cuando decimos te mata es porque te mata. Porque cuando no se hace una banquina en una autopista, como en la autopista Norte, y se mueren 30 mil chicos por año; cuando se mueren pibes en un boliche masacrados porque están en un lugar que estaba permitido para 1031 personas y van 5000, y lo promocionan en una revista de la ciudad, donde está protegido por la policía, y esto está probado con papeles que allanamos en la comisaría 7ma, donde sabían que no estaba habilitado para más de 1000 personas y concurrían 5000 y solo se preocupaban por pedir móviles con personal de Infantería para reprimir a los pibes cuando se agarraban a piñas a la salida, esto mata. No es que estamos hablando que tenemos un déficit en la balanza comercial, estamos hablando de muertes. No hay conciencia de la gravedad en todo sentido que esto significa. De hecho la leyes no las hacen la gente, porque la democracia tiene mucho de ficción, es lo mejor que hay, pero hay mucho de ficción, y esa ficción es que nosotros gobernamos a través de nuestros representantes. Y no es exactamente así. La realidad es que las leyes las hacen los políticos, y nunca los delitos de los funcionarios públicos son graves, las penas nunca son graves,.y nunca se suben, como sí lo hacen con otros delitos. Se suben las de delitos sexuales, por ejemplo, pero las de delitos de funcionarios públicos nunca se suben. Es muy duro, porque no estamos hablando del crecimiento en espiral de la economía euclideana, estamos hablando de muertes”.