Criticas a la gestión de vivienda


“No hay una política seria sobre vivienda y esa es la principal política al respecto de la gestión del Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, que si uno observa lo que ha hecho en los últimos seis años, encuentra la desarticulación del aparato del Estado desde el punto de vista de satisfacer la demanda de vivienda”, cuestionó el Auditor General de Ciudad, Eduardo Epszteyn. “El Instituto de la Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires (IVC), que era el organismo que tenía la gestión para responder a los problemas de este tipo está mucho más desarticulado. Ha sido prácticamente desmantelado en cuanto a sus instrumentos”, aseguró.
También explicó que se ha creado un nuevo departamento operativo, la Unidad de Gestión de Intervención Social (UGIS), que tampoco ha dado respuestas a la problemática, y que la Subsecretaria de Hábitat “brilla por su ausencia”.
“La política hacia las tierras que como propietaria tiene la Ciudad y las viviendas ociosas, en general es de vender. Pero no para darle un uso de vivienda, si no para general para recaudar ingresos y utilizarlos con otra finalidad”, manifestó el funcionario, quien luego que dijo que “pareciera ser que la decisión es que no haya una política de vivienda en la ciudad”
“Los presupuestos para el área de vivienda se han venido reduciendo año tras año. Y no sólo esto, sino que además, como demuestra un estudio que ha publicado la Defensoría, lo que ha ocurrido es la subejecución: cada vez hay menos plata y encima se gasta la mitad. Con lo cual hay dinero que se podría estar utilizando en la construcción de viviendas y no está ocurriendo”, denunció el auditor en el programa Contragolpe.
“La falta de compromiso con la urbanización en las villas tiene que ver con que la tarea no es hacer maquillaje. Hacerlo es abrir las calles, es llevar el agua, llevar las cloacas, y en la medida que esto no se realiza, y que el Gobierno Porteño ha abandonado todo lo que tiene que ver con el tema, los barrios de emergencia siguen creciendo de manera irracional, dando lugar a la existencia de mafias”, señaló Epszteyn. “Muchas veces están ligadas al narcotráfico, otras veces a la especulación con los alquileres, que se ha transformado en un mercado importante”.
“Tienen gran cantidad de propiedades adentro, propiedades que no se sabe de dónde surgen, más que de una estructura de poder. Y vaya a saber uno quién lo maneja. Es la consecuencia de la ausencia absoluta del Estado, que debiera estar allí con una presencia fuerte“, reflexionó el auditor sobre las grupos mafiosos enquistados en donde abunda la marginalidad.
“Yo creo que mientras este el gobierno de Macri me parece difícil que la realidad se modifique porque hay una decisión política de hacer esto de esta manera. No es que son ineficaces o no dan respuesta porque no saben. Están en perfectas condiciones y tienen los recursos. El problema es que hay una decisión de no hacerlo porque se considera que son recursos que no terminan dando sus frutos al macrismo”, se lamentó Epsteyn. “Es muy difícil que esta gestión cambie. Lo poco que se está ejecutando es con fondos del FoNaVi, que son fondos nacionales, y que muchas veces tampoco se utilizan”, concluyó.