Critican el acuerdo con los manteros

La Federación Económica de la Ciudad de Buenos Aires afirmó, en un comunicado, que el acuerdo entre una parte de los vendedores ambulantes y el Gobierno de la Ciudad “será un fracaso”. 

Ya pasó una semana del operativo que liberó las veredas de la zona de Once en la Comuna 3 y el conflicto parece no encontrar una solución definitiva.

El acuerdo alcanzado entre una parte de los manifestantes y el Ejecutivo porteño no sólo provocó el rechazo de algún sector de manteros, el descontento llego también desde la Federación Económica de la Ciudad de Buenos Aires. “Es contraproducente porque sólo se le esta dando entidad a un sector controlado por una mafia” afirmó Raúl Zylbersztein, presidente de la entidad y criticó que “el aporte obligatorio de todos los comerciantes del país sea utilizado para subsidiar una actividad ilegal”.

El titular de la FECIBA explicó que “el acuerdo dejó de lado a muchos otros vendedores, ya sea porque no están de acuerdo con abandonar su lugar o porque no pueden acceder al subsidio por tratarse de extranjeros indocumentados, lo cual en lugar de sofocar el problema, lo exacerba y genera cada vez más incidentes”.

También, reclamó que “no es la fuerza pública la vía idónea para solucionar este tema” y añadió que “el conflicto debería desentramarse con inteligencia, investigado hacia donde va la plata que pagan los manteros por su espacio, o cuál es el origen de esa mercadería, ya que se infiere que proviene de talleres esclavos, contrabando y piratería del asfalto”.

Además, el referente de las pymes agregó que le parece “muy raro” que sea la propia CAME la que financie esa ilegalidad con recursos que se les quitan en forma de aportes obligatorios a todas las pequeñas y medianas empresas comerciales”.

En ese marco, consideró que “no es para nada claro cuál será el beneficio” y que “carece de sensatez que los comerciantes legales, que reciben punitorios cuando apenas se atrasan un día en el pago de impuestos y que perciben un sinfín de multas por efectuar la carga y descarga de mercadería fuera de los horarios estipulados, ahora, además, deban reemplazar al Estado y financiar una supuesta solución”.

El Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Airess llegó a un arreglo con un sector parcializado de los manteros, con la idea de reubicarlos en distintos predios, brindándoles por 60 días capacitación de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), entidad que, además, les dará un incentivo económico en ese lapso de $11.700, aportando casi $50 millones.

Según la CAME, la venta ilegal en la Ciudad de Buenos Aires recaudó 2.152 millones de pesos en diciembre último y 14.825 millones en todo 2016, ante lo cual el referente de las pymes consideró que “es muy inocente de parte de esa entidad pensar que los manteros se van a ir porque recibirán 50 millones en dos meses”.

Finalmente, Raúl Zylbersztein exigió que “el Gobierno de la Ciudad debe demostrar una real voluntad política para ir al fondo de la cuestión y encontrar una verdadera solución al problema, para evitar que este intento de acuerdo derive en un nuevo negociado carente de legalidad”.