“Contar la historia entre toda la comunidad”

Un grupo de vecinos de la Comuna 3 se reúnen de manera quincenal con el objetivo de difundir el legado y el patrimonio material e inmaterial de la zona. Debido a la pandemia las reuniones son virtuales y están abiertas a la comunidad.

Balvanera y San Cristóbal, los barrios que conforman la Comuna 3, tienen una vasta historia, desde sus monumentos hasta los cafés de la zona tienen su biografía particular.  Con la meta de recuperar y poner en valor estos relatos, una agrupación de vecinos realiza charlas y encuentros gratuitos que expresan su amor por el espacio propio para conocer las anécdotas y experiencias de la zona, muchas transmitidas de manera oral a través de varias generaciones.

Las últimas reuniones fueron el 7 y el 14 de este mes y trataron sobre los cafés y bares, la Plaza Miserere y el mausoleo de Rivadavia, creado por Rogelio Yrurtia. Ahora, esperarán 15 días para encontrarse de nuevo virtualmente. El evento es abierto a la comunidad. Comienza con la explicación de uno o varios expositores, con un soporte visual y musical, y luego se abren los micrófonos para aquellos que quieran participar.

“Conformamos una red que nos ocupamos de la historia del barrio, que nos parece que es una historia vilipendiada por la gran academia, y ahí pervive la historia real de las sociedades. El  Dr. Carlos Alberto Macagno, Presidente de la Junta de Estudios Históricos de San Cristóbal, siempre dice que no podés querer lo que no conocés. Entonces, nos parece que esta es una buena manera de que la gente quiera a su barrio, quiera a su entorno”, le comentó Adrián Dubinnsky; Licenciado en Historia, nacido y criado en San Cristóbal y miembro de la agrupación; a Abran Paso.

También explicó que el formato de los encuentros no se basa en que haya solamente una persona exponiendo y que de una clase magistral, sino que es un ida y vuelta, ya que la propuesta se enriquece cuando participan los vecinos. Y es por esta razón que, según Adrián, se construye el conocimiento desde una metodología diferente a la tradicional. Usualmente, la historia se reconstruye a partir de documentos escritos, pero con el planteo de esta agrupación, se entrecruzan las memorias y anécdotas transmitidos oralmente, que siempre están tamizados por aquellos que expresan sus recuerdos.

“Las historias barriales están vistas como un género menor dentro de la disciplina. No hay en la academia un lugar donde se hable de esto. Entonces, a la hora de registrar historia en el barrio, siempre se depende de construcciones personales de diferentes individuos que recogen testimonios”, manifestó el licenciado, y agregó: “Van pasando generaciones y siempre hay nuevos jóvenes que se van sumando, que les interesa la historia de su barrio, esa que le cuentan sus abuelos, y creen profundamente que la pertenencia a un espacio físico es mucho más que transcurrir la vida en un barrio. Es habitarlo, sentirlo, emocionarse al nombrarlo”.

Pero también contó que más allá de difundir, tienen ciertas cuestiones reivindicatorias. Entre ellas, hay cuatro principales: la puesta en valor del abandonado Mercado Italiano (entre Catamarca, Pavón, Constitución y Esteban de Luca); la Casa Anda (Entre Rios 1200), que se está destruyendo; que sea declarado sitio histórico nacional la Plaza Martín Fierro (La Rioja 1243), donde estaban ubicados los talleres Vasena, aquellos que protagonizaron la Semana Trágica; y que se reabra el Ex Cine National Palace (Avenida San Juan 2300), que hoy es un templo evangelista.

“Si bien nosotros vamos a contar la historia del barrio, también hay ciertas cosas que queremos que ocurran”, reafirmó Adrián, a la vez que explicó que están buscando la institucionalización de los proyectos, para que algún legislador los tome. Luego, concluyó: “Disfrutamos mucho juntarnos, aprendemos entre todos, creemos que es una construcción colectiva de conocimiento constante, y me parece que metodológicamente también es interesante: salir del reservorio del escritorio, donde hay un estudioso con un libro, para contar la historia entre toda la comunidad”.