Con protestas y ante los comisarios, los vecinos se quejan de la inseguridad en la Comuna 3

Foto. Facebook Buenos Vecinos BA

El narcomenudeo y los robos son crecientes pese a la vigencia del aislamiento, denuncian.

A casi 150 días de aislamiento social por la pandemia de Covid-19, vecinos de la Comuna 3 (Balvanera y San Cristóbal) se manifiestan con miedo e indignación ante recurridos hechos de inseguridad. Esta semana lo expresaron mediante un cacerolazo en la avenida Pueyrredón y también en la vuelta del ciclo de conversaciones Comisarías Cercanas. 

Pese a que los contagios diarios de Covid-19 rompieron el techo nacional de los 7.500 casos y las muertes oscilaron las 200 cada 24 horas, el debate público en la ciudadanía oscila entre lo económico (negocios quebrados, ingresos insuficientes para llegar a fin de mes) y la cuestión de la seguridad. 

“Hay un aumento del delito, pero sobre todo un aumento de la violencia”, dijo esta semana la ministra de Seguridad de la Nación Sabina Frederic, quien con estas palabras reculó dichos anteriores vinculados a la “sensación de inseguridad” y la cobertura mediática. 

A nivel territorial, el aumento de hechos se percibe en varios frentes. Ante este medio se manifiestan reclamos crecientes. En grupos de Facebook alertan por escruches (ingresos a los domicilios en ausencia de sus pobladores), hurtos a autos estacionados, robos de celulares en la vía pública, entre otras modalidades.

El miedo está latente entre los vecinos. Tanto que incluso hay desconfianza entre los profesionales de la salud y voluntarios que realizan el seguimiento de contactos estrechos de casos positivos de Covid-19 y quienes están abocados a la encuesta de seroprevalencia (ver qué porcentaje de la población porteña tiene anticuerpos) de los ministerios de Salud y Economía de la CABA.

Este miércoles a media tarde en la esquina de avenida Pueyrredón y Sarmiento, un grupo de vecinos hizo un cacerolazo con distancia social en repudio a los hechos de inseguridad. Fue convocado por la ONG local Buenos Vecinos BA.

Esta entidad resumió: “Los vecinos se unieron a los comerciantes en reclamo de seguridad y la reapertura de locales. Describieron episodios que tienen a vecinos como víctimas, en un territorio atravesado por el narcomenudeo. Hubo críticas al Ministerio Público Fiscal de CABA que es el fuero al que llegan las causas de venta de estupefacientes en pequeñas dosis y a la jefatura de la Comisaría Comunal 3 y de la dependencia Vecinal 3 A por falta de respuesta policial”.

“Se intentó alertar sobre las graves consecuencias en la vida diaria de las personas que habitan el barrio por culpa del narcomenudeo. La interacción de transas y consumidores tiene al vecino como rehén con riesgo de vida”, sumaron.

En paralelo, los vecinos de la Red por la Manzana 66 continuaron con sus denuncias contra el Polo Falopero, al sur de la Plaza Miserere. Se extiende en torno a Loria, Jujuy, Rivadavia y Belgrano, aproximadamente. Es una zona de narcomenudeo donde suelen haber violentas peleas entre dealers.

Las denuncias públicas de esta Red son sostenidas desde hace años, incluso desde antes de la construcción de la Plaza Manzana 66 en Belgrano y Jujuy. Esta semana en redes sociales estuvieron activos y hasta subieron videos, bajo el lema “Balvanera Insegura”, de vecinos con testimonios sobre cómo es su vida cotidiana en este cuadrángulo. A esto sumaron imágenes de los presuntos dealers, quienes rara vez son detenidos por la Policía de la Ciudad. 

El jueves 6 de agosto retomó el ciclo de charlas Comisarías Cercanas, donde participan vecinos con autoridades de las distintas dependencias policiales porteñas. Por la vigencia del aislamiento desde fines de marzo, se desarrolló en modo virtual. 

La red de vecinos criticó a las “comisarias Lejanas”: “Por Zoom (la plataforma digital de charlas) no. Vengan y pongan el cuerpo como los vecinos y la policía, y sobre todo, que los fiscales den explicaciones”.

La ONG Buenos Vecinos BA fue parte de la actividad Comisarías Cercanas. Terminado el encuentro realizó un comunicado exponiendo su parecer: “En la reunión de Comuna 3 por la comisaría Comunal estuvo el comisario inspector José Martinelli. A su lado, se encontraba Silvia Collin presidenta de la Junta Comunal. En el otro extremo de la mesa la responsable de los inspectores de espacio público de la Agencia Gubernamental de Control, Paula Scauzillo”.

“De los más de 60 vecinos logueados intervinieron más de 10. Varios fueron temas recurrentes: la ausencia de efectivos policiales en las calles; el aumento de robos violentos en la comuna; la inseguridad derivada del narcomenudeo; manteros en avenidas Rivadavia y Corrientes. En los testimonios describieron hechos delictivos graves. Conmovió hasta la indignación el relato de un vecino víctima de una entradera en octubre del 2019. Este hombre contó que no tuvo ninguna devolución, ni contacto de parte de la brigada de la comunal 3 que intervino en su momento -asegurando que haría una investigación-. Tampoco tiene noticias del juzgado responsable. Este vecino afirmo que a partir del hecho posee un arma”.

“Otro vecino narró situaciones sospechosas entre la policía y un grupo de actores del narcomenudeo en su cuadra. El joven contó que mientras los transas hacen sus pasamanos se generan escándalos, gritos, un ruido permanente que no permite el descanso. Dijo que tras llamar al 911 reiteradas veces, pasa un patrullero lentamente efectuando un sonido con la sirena, que pareciera un aviso para que los malvivientes se oculten. A los pocos minutos llegan varios patrulleros juntos acudiendo a los llamados y ya no encuentran a nadie”.

“Se reiteraron las quejas sobre el accionar del Ministerio público fiscal de la ciudad. Criticaron el mecanismo, casi automático, de archivar causas de la justicia de la ciudad y su resultado magro con las causas de narcomenudeo. Los vecinos exigieron acción y respuesta urgente por parte del Estado porteño”.

Esta semana en la Comuna 3 concluye con un hecho de inseguridad que se replicó en la prensa local y nacional. La Policía de la Ciudad detuvo el viernes a la tarde a tres hombres por entrar a robar a mano armada a un edificio de Ayacucho casi Rivadavia, en Once. Uno más de los denunciados en forma sistemática por los vecinos del barrio. 

El parte oficial del Ministerio de Justicia y Seguridad resume: “Personal de la Comisaría Vecinal 3 A de la Policía de la Ciudad acudió por una denuncia sobre personas extrañas,  y al llegar constató que tres ladrones, uno de ellos con arma de fuego, redujeron al portero y a los moradores de un departamento del quinto piso, llevándose dinero y joyas. Cuando los delincuentes escucharon las sirenas de los móviles policiales que rápidamente llegaron al lugar, subieron a la terraza y pasaron al edificio lindero”.

“Los ladrones  salieron de ese edificio haciéndose pasar por residentes, pero fueron detectados por los oficiales y detenidos en Ayacucho y Bartolomé Mitre, al tiempo que trataron de deshacerse de una mochila. En la requisa se les incautó una pistola Bersa Thunder calibre 9mm, herramientas y joyas”.