Comuneros pidieron una reunión con comisarios por la inseguridad en el Polo Falopero

La solicitud surge luego de reiteradas denuncias de vecinos por situaciones de peligro en las calles de Balvanera.

La zona de los alrededores de Alsina y Urquiza, en Once (Comuna 3), siempre fue un área problemática para los residentes de Balvanera. Hace unos cinco meses, la Policía de la Ciudad había hecho un megaoperativo en un edificio de Alsina 3081, donde secuestraron droga, dinero, armas y se llevaron varios detenidos. Pero la calma se acabó hace unos días cuando el establecimiento fue ocupado por nuevos integrantes, que generan disturbios y cometen actos violentos.

Por esta razón, muchos de los perjudicados acudieron a las autoridades comunales para solicitarles ayuda y es por eso que Carlos D’Angelo y Miguel Angel Varela, integrantes de la Junta Comunal 3, le pidieron a la Presidenta Silvia Collin tener una reunión con los jefes de comisarías y funcionarios del Ministerio de Seguridad y del Ministerio Público Fiscal.

“Motiva la presente solicitud el hecho de que somos consultados por vecinos y comerciantes como responsables en el marco de nuestra junta comunal, no pudiendo dar respuestas ante materiales y direcciones concretas de lugares que son críticos y forjadores de delitos contra los residentes, además de distribución, ventas menudeo y mayoreo de drogas desde hace mucho tiempo”, explicaron en la carta fechada el 22 de junio.

Alberto Aguilera, de la Red de Vecinos Manzana 66, le contó a Abran Paso que regresaron los vendedores de estupefacientes al territorio y que están muy violentos. “Por eso le dijimos a la gente que se guarde y que llamen directamente al 911, para no ponerse en riesgo”, expresó.

Por su parte, otra vecina, comentó: “Nosotros bautizamos a esta zona como el Polo Falopero. Ya hace más de 15 años que estamos luchando para poder solucionar algo al menos. En los últimos dos años el comisario Adrián Rosa hizo mucho trabajo para poder aplacar la venta de narcóticos, pero no está dando muchos resultados. Hace 5 meses aproximadamente habían hecho un operativo grande en una casa de Alsina. Pero el lugar no fue tapiado y al pasar los días volvimos a lo de antes. Desde ese lugar es desde donde sacan la droga y los vendedores del menudeo se sientan en frente y esperan la entrega”.

A lo que agregó que también van al garaje de un hotel alojamiento ubicado en La Rioja, donde fue acuchillado un hombre el sábado 19 a la madrugada, dejando manchas de sangre por hasta dos cuadras. Ese mismo día por la tarde hubo otro altercado y el lunes siguiente se pelearon con policías. “Aparecieron caras nuevas y son tipos muy pesados. Esto pasa generalmente en las madrugadas y en los fines de semana, hay palos, golpes, cuchillos. Gente nueva que se disputa esta esquina. A lo que se suman los gritos de las mujeres que se pelean entre ellas a cualquier hora del día y los que están tirados en la vereda fumando paco”, destacó.

Además, denunció que cuando salió a quejarse de los problemas que le generaban en su vida cotidiana, le tiraron una piedra a la ventana y le rompieron el vidrio. En este sentido, añadió: “Está muy violenta la situación. No sabemos qué más hacer, no podemos dormir, no podemos salir. Llamamos al 911 y cuando ellos ven que llega el patrullero se dispersan y vuelven a los 10 minutos, y así nunca los agarran. Los vecinos solo preguntamos si la policía tiene sus límites, porque ha trabajado mucho pero hasta acá llegan. Y qué pasa con los fiscales, que aún no han clausurado y desalojado esa casa, porque con eso despejado se limpian estas cuatro o seis manzanas del barrio. De ahí sale todo”.