Colectivos eléctricos en la Ciudad

Por primera vez circulan colectivos eléctricos en la Ciudad como prueba piloto con ocho unidades de cuatro líneas. La prueba tiene una duración de un año.

Los buses eléctricos, que se incorporan al sistema de transporte público de la ciudad de Buenos Aires, circulan por las líneas 12, 34, 39 y 59. En total hay ocho buses, dos por línea, con distintas tecnologías de carga y proveedores. Tres empresas locales, asociadas con fabricantes de buses eléctricos, dan las unidades en comodato.

El objetivo de la prueba piloto es evaluar la viabilidad técnica de esta nueva forma de movilidad, así como su viabilidad operativa, económica y ambiental. Los resultados, que serán evaluados junto al Banco de Desarrollo para Latinoamérica (CAF), serán una herramienta clave para la adopción de un plan a mayor escala en el Área Metropolitana de Buenos Aires que, con unos 18 mil colectivos, tiene una de las flotas más grandes de la región.

Desde hace dos años el Gobierno Nacional trabaja con distintos ministerios para promover la movilidad “limpia”: el de Ministerio de Energía, el de Ambiente, el de Producción y el de Transporte analizaron en una mesa de trabajo conjunta las oportunidades para el desarrollo productivo de esta tecnología y su incorporación en el sistema de transporte público.

Así se redujeron los aranceles de importación tanto para los buses como para los autos y utilitarios livianos eléctricos, además esta mesa empujó la reforma integral de la Ley de Tránsito Nacional y su reglamentación para actualizarla a los cambios tecnológicos.

Características de los buses eléctricos

– Las 8 unidades van a realizar el recorrido original establecido para cada línea.
– La autonomía varía según la tecnología, y la selección del tipo de carga se tiene que adecuar a las características y la extensión de los recorridos.

Ventajas de los buses eléctricos:

– Son ecológicos, no necesitan de combustible para funcionar y no emiten gases contaminantes, por lo que mejoran la calidad del medio ambiente.
– Producen menos ruido que los colectivos convencionales, por lo que colaboran con un ambiente más amigable y con la disminución de la contaminación sonora.
– El uso de la electricidad es más eficiente y económico que el del combustible tradicional.
– Menor costo de mantenimiento, ya que el motor de un bus eléctrico es más simple.

La puesta en marcha de los buses eléctricos son fruto de un convenio firmado entre la Nación y la Ciudad. Es el primer paso para adoptar un plan a mayor escala en el Área Metropolitana de Buenos Aires.