Códigos Urbanístico y de Edificación sin consenso entre vecinos y Ciudad

Funcionarios del Gobierno de la Ciudad y vecinos se reunieron para debatir las modificaciones a los Códigos Urbanístico y de Edificación, en el marco del Seminario del Foro Participativo y Permanente.

Ayer lunes 5 de junio, se celebró el Seminario del Foro Participativo Permanente, en el Auditorio de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ubicado en Parque Patricios. Se discutían las modificaciones a los Códigos Urbanístico y de Edificación, y muchísimos de vecinos se movilizaron para rechazar la planificación propuesta por el Gobierno.

A las nueve y media de la mañana estaba llamado a concertarse el encuentro entre funcionarios del Gobierno de la Ciudad y los vecinos. El arribo a esta instancia, provino de un amparo presentado por miembros de Consejos Consultivos Comunales, que denunciaban que el Gobierno daba la espalda a la participación ciudadana a la hora de confeccionar los Códigos.

Desde el año pasado, la gestión del Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, busca modificar los Códigos de Edificación y Urbanístico, y en el último tiempo se decidió por ir a fondo con el asunto: entre abril y mayo, realizó reuniones informativas en las 15 Comunas sobre el tema, y la del lunes venía a ser la consumación de la puesta en consenso. Pero no les saldría tan bien.

En un comunicado del Observatorio de Derecho a la Ciudad, puesto en circulación la semana pasada y firmado por más de cien organizaciones, quedaban expuestos los motivos por los cuales se rechazaban los planes del Gobierno: “Estos Códigos desatienden los principales problemas de la ciudad y sólo están orientados a garantizar el desarrollo del negocio de la construcción y del mercado inmobiliario, sin tener en cuenta el colapso de los servicios públicos y el detrimento de la calidad de vida y ambiental de los porteños”. A su vez, llamaba a movilizarse este lunes para mostrar su posición.

El subsecretario de Registros, Interpretación y Catastro, Rodrigo Cruz, expuso que “hay 53 distritos de protección histórica y 18 mil propiedades protegidas” que no se tocarían, y que es preciso realizar las modificaciones para establecer estándares mínimos de calidad en cuanto a habitabilidad, seguridad y tecnología.

A su turno, Martín Iommi, de la Comuna 6 (Caballito), expuso: “El aumento de superficie construible es el corazón de estos proyectos, sin importar el impacto ambiental, porque ven al progreso como el concepto de construir donde sea, pese a que muchos barrios ya están con los servicios colapsados. El único camino que tenemos ante estos funcionarios que hacen negocios inmobiliarios es ir a la justicia y seguir organizados”.

El proyecto será enviado a la Legislatura para ser debatido y votado. Por su parte, las organizaciones vecinales de las distintas comunas seguirán intentando ponerle un freno por la vía judicial.

Deja un comentario